La hermana de Felipe VI inauguró con el príncipe Alberto una exposición sobre Dalí en Montecarlo. / GRIMALDI FORUM
La hermana de Felipe VI inauguró con el príncipe Alberto una exposición sobre Dalí en Montecarlo. / GRIMALDI FORUM

¡Vaya Gente! / Mara del Prado

La infanta Cristina vuelve a sonreír. No sin dificultad, que su marido lleva un año entre rejas y, según contó El Español, recientemente sufrió un ataque de ansiedad y pidió a su chófer que acelerara al encontrarse cada vez peor y acabaron en El Pardo para que la vieran los médicos y descartaran un infarto. Por prescripción facultativa, la hermana de Felipe VI se quedó un par de días en Madrid antes de regresar a Ginebra. Y, una vez recuperada, reapareció de forma sorprendente: inaugurando en Montecarlo una exposición de Dalí junto al príncipe Alberto.

Hace muchos años que no se la ve en un acto de estas características, que recuerda a la época en que era Familia Real y tenía agenda diseñada y remunerada desde Zarzuela. Pero la coincidencia con el soberano monegasco es solo eso, una coincidencia, y la ocasión estaba directamente relacionada con su vida civil. Cuenta Semana que asistió a la presentación como patrona vitalicia de la Fundación Gala Salvador Dalí y directora del Área Internacional de la Fundación La Caixa. Y lo hizo con una “abierta sonrisa y tranquilidad” que evidenciaron que la crisis estaba superada. Este episodio había tenido lugar el 16 de junio. Tras visitar a Iñaki Urdangarin en la prisión de abulense de Brieva.

Cristina de Borbón echa de menos a su marido y la princesa Haya echa de más al suyo. Hola, que se hace eco de nuevas informaciones en torno a su huida, cuenta que habría iniciado los trámites de su divorcio del emir de Dubái, Mohammed bin Rashid, en un tribunal de Londres, contratando para ello a la misma abogada a la que recurrió el príncipe Carlos cuando puso fin a su matrimonio con Diana. Según la BBC, la hermana del rey Abdalá de Jordania se habría refugiado en una mansión en la capital británica muy cerca del palacio de Kensington con sus hijos, Al Jalila y Zayed. Y según The Guardian, que se ha hecho eco de los detalles legales, su esposo exige que le devuelta a los niños.

El asunto ha alcanzado gran interés informativo en el Reino Unido más que por sus protagonistas, por sus letradas: la abogada del Heredero en su divorcio con Lady Di, la baronesa Shackleton, frente a Helen Ward, la representante legal del cineasta de Guy Ritchie en su divorcio con Madonna que habría sido contratada por la máxima autoridad de Dubái. Ahí es nada.

Según informan varios medios británicos, la próxima vista podría celebrarse el 30 de julio y, según The Jerusalem Post, la princesa huida denunciará en los tribunales a su marido por abusos. Sobre las causas circulan multitud de versiones según la fuente y el medio que la difunda; desde que la hija de fallecido rey Hussein “temía por su vida” hasta el rumor de que mantenía una relación estrecha con un guardaespaldas, la posibilidad de que conociera la verdad sobre la fuga de su hijastra Latifa acusando de malos tratos a su padre o que éste habría pretendido que su esposa jugara un papel político decisivo ante su hermano, rey de Jordania. Pronto, nuevos capítulos del culebrón llegado de Oriente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí