El Ayuntamiento de Ávila anuncia una «situación de desequilibrio» con una deuda de 38,7 millones de euros

0
63

El Ayuntamiento de Ávila buscará garantizar unos servicios a la ciudadanía de calidad en una situación de desequilibrio que registra una deuda de 38,7 millones de euros.

El alcalde de Ávila, Jesús Manuel Sánchez Cabrera, acompañado por la teniente de alcalde de Servicios Sociales y Hacienda, Ángela García, ha presentado hoy la situación económico financiera del Consistorio, en cumplimiento de la transparencia a la que se comprometió con los abulenses.

A fecha de junio de 2019, el Ayuntamiento de Ávila tiene un capital pendiente de amortizar correspondiente a nueve préstamos bancarios de 30,3 millones de euros. A esta cifra se suma un capital pendiente de amortizar de 900.000 euros correspondiente a un anticipo del canon solicitado a Aqualia de 5 millones de euros y cuya amortización finaliza en el presente ejercicio. También hay que añadir un capital de 4 millones de euros pendiente de amortizar de un anticipo de 4,7 millones de euros solicitado a Somacyl y que tendrá que ser amortizado hasta el año 2033.

Con estas cifras, la deuda del Ayuntamiento asciende a 35,2 millones de euros, a los que hay que añadir 3,5 millones de euros en facturas pendientes de pago; es decir, la deuda total del Consistorio, a junio de 2019, asciende a 38.7 millones de euros.

Con una población de 57.657 habitantes, a 1 de enero de 2018, la deuda por habitante asciende 671,65 euros.

El alcalde de Ávila se ha referido a la situación de desequilibrio presupuestario existente en el Ayuntamiento, con más gastos que ingresos, que arrastra en el tiempo, pero a la que hay que hacer frente. Asimismo, hay compromisos de las anteriores corporaciones que se deben presupuestar en los próximos ejercicios, como 7 millones de euros previstos de la obra de captación de agua desde el embalse de Las Cogotas; 5 millones de euros para ejecutar la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible (EDUSI); 1,6 millones de euros para cofinanciar el Área de Rehabilitación Urbana (ARU) La Cacharra – El Seminario, o 800.000 euros de la nueva piscina municipal; es decir, 14,4 millones de euros en inversiones comprometidas.

Asimismo, el 1 de julio de 2018 venció el contrato del servicio de recogida de residuos sólidos y limpieza viaria, que tenía un presupuesto de 5,6 millones de euros y se prevé un aumento en este contrato de un millón de euros para atender las necesidades existentes.

Igualmente, hay pendiente de resolver un recurso de casación por las obras del Centro Municipal de Congresos y Exposiciones por 700.000 euros y también está pendiente la aprobación de la nueva Relación de Puestos de Trabajo (RPT), que supondrá cerca de 2 millones de euros anuales.

Sánchez Cabrera ha señalado que el equipo de Gobierno también es consciente de la falta de técnicos y trabajadores en los cuerpos especiales, como la Policía Local y el Servicio Municipal de Bomberos, por lo que habrá que tomar medidas para, en primer lugar, garantizar servicios de calidad a los abulenses y, además, garantizar el equilibrio presupuestario.

En este sentido, ya se ha entregado a los grupos municipales el borrador del proyecto de ordenanzas y también se ha comenzado a elaborar el presupuesto de 2020 que deberá incluir ajustes para acometer los retos prioritarios que presenta la ciudad.

El alcalde de Ávila ha agradecido a la plantilla de trabajadores del Consistorio el esfuerzo que están realizando, así como a la ciudadanía por su esfuerzo en una situación “compleja” y ha adelantado que habrá que tomar medidas para contener el gasto y acometer los pagos pendientes, gestionando de una manera eficaz y eficiente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí