Fiestas sin reinas, ni reyes

0
39

Llegan las fiestas y en muchos municipios de Castilla-La Mancha se nombran reinas. Un empeño de estos que cada vez se encuentran con más problemas para formar la corte, porque nuestros hijos e hijas quieren vivir las fiestas en las calles con sus compañeros y   compañeras en igualdad, sin que nadie les represente y sin sentirse representados por unas personas que deberían estar con ellos disfrutando, no acompañando a las autoridades en procesiones, fiestas taurinas, inauguraciones y palcos.

Nuestros jóvenes deben estar en las calles, en las peñas, en las actividades con sus amigos y sus amigas, disfrutando de una libertad que en las fiestas nos merecemos todas y todos.

Subirse a un palco acompañando a la alcaldesa o el alcalde de turno y las autoridades, por haber llegado en primer lugar para inscribirse en una lista, cómo va a ocurrir este año en el municipio toledano de Olías del Rey, no supone ninguna representación; supone, quizá, un gasto familiar en la inversión de trajes, invitaciones y demás parafernalia que se nos puede escapar de las manos y que solo algunas familias podrán asumir.

Es por eso que muchos pueblos y municipios decidieron dejar a un lado esta representación que nada tenía de participativa, más bien acabó siendo un lastre para las familias que no podían hacer frente a los gastos y a los requerimientos que se les pedían.

Podemos llamarle representantes, podemos ampliarlo a chicas y chicos para parecer paritarios, pero seguirá siendo la reina de las fiestas que acompaña a la corporación municipal. Algo que en el anterior equipo de gobierno en Olías del Rey durante 8 años no se atrevió a imponer y ha tenido que ser la antigua directora provincial del Instituto de la Mujer de Castilla-La Mancha la que vuelva a revivir esta figura, a nuestro juicio  anacrónica.

¿Qué representación puede ser aquella en la que gana el primero en apuntarse en una lista?

No es desde luego la base de la igualdad que queremos que pueda regir en las fiestas de nuestro municipio. Este desde luego no es nuestro modelo.

Durante las fiestas de Olías del Rey, queremos estar juntos en las calles con los vecinos, con las vecinas, viviendo y disfrutando de nuestras fiestas en igualdad, mezclando, cantando y riendo sin diferencias.

Por último, si de verdad interesa la representación, animamos al Ayuntamiento a fomentarla y a los y las jóvenes a participar en asociaciones juveniles, asociaciones de vecinos, deportivas, también en partidos políticos o en sindicatos… porque así se hacen llegar propuestas, ideas, mejoras y las de todos y todas  aquellos a los que de ese modo se representa.

De esta manera, los representantes no serán, tan solo una vez al año, una sonrisa bonita detrás de la banda de música.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí