Denuncian la situación de los ganaderos de la zona de Pinares por los ataques de lobos

499

UPA de ÁVILA ha denunciado la situación desesperada que padecen los ganaderos de la comarca de Pinares por los ataques de lobos que vienen sufriendo «sin que la Administración regional siga sin acometer el problema de la manera que la situación requiere», han dicho.

En los últimos días, han apuntado, «son continuas las incidencias que han provocado los lobos a explotaciones ganaderas extensivas, que se encuentran absolutamente abandonadas a su suerte ante la inacción en la correcta gestión del lobo que le corresponde a la Junta de Castilla y León».

En esta ocasión, han denunciado nuevos ataques en los municipios de San Juan de la Nava y Santa Cruz de Pinares.

Los ganaderos han transmitido a la organización agraria la «absoluta dejadez en sus funciones que está demostrando la Delegación Territorial de la Junta, que parece limitarse a recontar el número de ataques y de muertes que seguimos sufriendo, y trasladarlos a la sede de la Consejería de Medio Ambiente  en Valladolid para hacerlos públicos y después realizar estadísticas del número de ‘lobadas’ que sufrimos año tras año», han denunciado.

UPA ha calificado como «inaudito y reprobable» el «abandono que sufren los productores y la responsabilidad directa que tienen quienes gestionan esta especie protegida».

En ese contexto, han añadido, «el despoblamiento que sufre el medio rural de nuestra provincia también es producto de esta dejadez que se refleja en la inacción ante los continuos ataques que sufren los ganaderos en su patrimonio, sin ser atendidos y escuchados en su justa medida por quienes manejan los boletines oficiales y las políticas agrarias y medioambientales».

UPA ha hecho finalmente un llamamiento «a la responsabilidad de la Delegación Territorial de la Junta en Ávila y de la propia Consejería de Medio Ambiente para que se controle la especie en nuestra provincia, porque cada año son más graves los ataques y mayor número de animales los que mueren en sus explotaciones como consecuencia de los cánidos».