El estudio de turismo inteligente revela una herramienta imprescindible para el desarrollo turístico de Ávila

0
93

Los resultados de un proyecto sobre servicios de análisis Big Data aplicados al Turismo Inteligente llevado a cabo en el Valle de Iruelas y Sotillo de la Adrada han arrojado conclusiones importantes para que las instituciones “empiecen a trabajar con este tipo de herramientas para hacer más eficiente la prestación de servicios públicos”, ha señalado el diputado provincial Armando García.

En la presentación de las conclusiones a los municipios el diputado de Turismo, Energía y Asuntos Europeos ha incidido en que “estos datos nos permiten hacer una gestión más eficiente de los recursos de la provincia. En este caso hablamos de Turismo, pero también podemos usar estas herramientas para la gestión del agua o de los residuos, por ejemplo”.

El proyecto -liderado por el Servicio de Sociedad de la Información de la Viceconsejería de Infraestructuras y Emergencias, de la Dirección General de Telecomunicaciones y Transformación Digital de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente- ha arrojado conclusiones muy positivas para el desarrollo del Turismo en la provincia abulense.

Durante la jornada, celebrada en la sede de la Diputación Provincial, han estado presentes los alcaldes de Sotillo de la Adrada, Juan Pablo Martín; Navaluenga, Armando García Cuenca; y El Barraco, José María Manso, así como los concejales de Turismo de Sotillo de la Adrada, Mª Victoria González Blázquez, y de El Tiemblo, Alberto Langa.

El estudio ha consistido en analizar en estos cuatro municipios piloto, además de San Juan de la Nava, diferentes parámetros como el número de visitantes, origen, estancia, o gasto medio, entre otros, con el que fin de poder orientar la oferta turística que existe en la localidad de un modo más eficiente.

En una primera fase se realizó un análisis de grandes cantidades de datos (Big Data) procedentes de los teléfonos móviles de usuarios que han recorrido esos municipios y de ahí se han podido extraer indicadores como el número de visitantes y categorías como su origen (por provincia de origen para el caso nacional y por país de origen en el ámbito internacional), número de pernoctaciones, etc.

Una vez finalizada la primera etapa, se incorporaron al estudio datos procedentes de transacciones bancarias realizadas en estos municipios, con datáfonos, cajeros y tarjetas de crédito del BBVA, de manera que se pudo conocer indicadores de gasto económico, tanto de la población local como de visitantes.

Tras analizar la información recogida en estas dos fases, se han obtenido unos resultados concluyentes muy útiles para las localidades participantes en el proyecto, que podrán ser considerados a la hora de tomar decisiones en materia turística.

Juan Pablo Martín, alcalde de Sotillo, recalca “la importancia de conocer, con datos, no con impresiones subjetivas, los comportamientos de las personas que nos visitan para trazar estrategias turísticas y comerciales en nuestros municipios y adaptar así la oferta a la demanda. Esto nos va a permitir crecer en este ámbito tan importante para la economía local de tantos pueblos que tienen en el turismo una herramienta importante para su desarrollo”.