El Programa de Becas 2020 de la IGDA busca “contribuir a los grandes retos de la provincia de Ávila”

0
84

La Institución Gran Duque de Alba (IGDA) ha presentado su programa de becas de 2020, dotado con 85.000 euros, y que incluyen ayudas de tres tipologías: de Estudios Universitarios, de Régimen General para Investigadores y de Jóvenes Investigadores. “Contribuir a los grandes retos de la provincia” es el objetivo de estas ayudas, según ha señalado el director de la IGDA.

El diputado responsable del Área de Cultura, Eduardo Duque, y el director de la IGDA, Maximiliano Fernández, han presentado las ayudas en el Palacete Nebreda, sede de la Institución.

Las becas de estudios Universitarios son “diez becas de 3.000 euros cada una para universitarios empadronados en la provincia y que cursen sus estudios en alguno de los centros implantados en nuestro territorio”, ha explicado Duque. En 2019 fueron seis mujeres y cuatro hombres de entre 18 y 25 años procedentes de Arévalo, Las Navas del Marqués, El Arenal, Muñogalindo, Serranillos, El Hornillo, Riocabado. Cuatro de ellos cursaron el Grado de Enfermería, otros cuatro el de Educación, uno más el de Conservación y Restauración y, el último, Derecho. Son alumnos de la UCAV, de la Universidad de Salamanca y de la Escuela de Artes.

Las ayudas de Régimen General cuentan con 40.000 euros para 2020, distribuidos en diez becas. El año pasado trataron campos tan diversos como la Geología, la Hidrología, Filología, Biología, Ciencias Sociales, Historia, Ciencias de la Salud y Turismo.

Por último, las becas para Jóvenes Investigadores, creadas el año pasado, volverán a estar dotadas de 15.000 euros repartidos en cinco ayudas 3.000 euros cada una. Van destinadas a jóvenes investigadores, menores de 35 años.

“Ponemos un año más el foco en la investigación y los temas que pueden preocupar a los abulenses, algunos de actualidad y otros de carácter histórico o intelectual, dando cobertura a las familias abulenses de los mejores expedientes académicos de los alumnos de nuestra provincia”, ha apuntado el diputado provincial.

Para el director de la IGDA, “el reto” es “convertir estas inversiones en contribuciones al desarrollo, al conocimiento de Ávila, la difusión de vuestros valores, el turismo, etcétera”. Maximiliano Fernández ha ido más allá para aseverar que “estamos reorientando los estudios de la Institución, pero creo que debemos ser prácticos y hacer investigación aplicada contribuyendo a los grandes retos que tiene nuestra provincia, como el de mejorar el desarrollo rural, incrementar la población y trabajar por un futuro de bienestar, de trabajo, para todos”.