Los enfermos oncológicos y renales de la provincia de Ávila dispondrán de una segunda casa en Naturávila

0
50

La Diputación de Ávila ha formalizado la cesión de una segunda vivienda del complejo de Naturávila a la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) y a la Asociación para la Lucha Contra las Enfermedades Renales (ALCER). Los enfermos de la provincia y sus familias que tienen que desplazarse a la capital para recibir tratamientos tienen a su servicio estos alojamientos que gestionan ambas entidades.

“Hoy es un día para sentir el orgullo de demostrar desde las instituciones a estas asociaciones que no están solas, que siempre tratamos de buscar soluciones a situaciones de necesidad y vulnerabilidad”, ha indicado el presidente, Carlos García, en la visita que ha realizado a esta segunda vivienda. Junto a él, han acudido el vicepresidente primero, Pedro Cabrero, y la vicepresidenta segunda y diputada de Familia, Igualdad y Oportunidades, Beatriz Díaz.

La nueva vivienda cedida es de características idénticas a la que en 2018 se cedió a la AECC. Cuenta con dos habitaciones, cada una con baño independiente, y una sala de estar con cocina office. A las personas que se alojan en ellas se les ofrece gratuitamente, además, servicio de limpieza y de desplazamiento hasta el Complejo Asistencial de Ávila en taxi.

El presidente de la Junta Provincial de Ávila de la AECC, Ignacio Paradinas, ha señalado que “gracias a la sensibilidad de la Diputación Provincial tenemos estas casitas de acogida que son las mejores de España. Es un orgullo poder decir eso”.

Aunque desde que se desató la pandemia el uso de las viviendas “se ha paralizado mucho por el miedo de las personas a desplazarse”, el primer año el funcionamiento fue de 173 pernoctaciones. Sin embargo, Paradinas ha apuntado que “lo mejor es la cara de agradecimiento de los enfermos y sus familias cuando llegan y ven todos los servicios de que disponen, algunos no se lo creen y preguntan cuánto tienen que pagar, pero nosotros les decimos que es gratuito, que lo gestionamos nosotros y que lo subvenciona la Diputación”.

Por su parte, Vanessa del Mar, presidenta de ALCER, que cuenta con unos 150 enfermos renales en toda la provincia, ha agradecido la cesión, “ya que es una necesidad para nuestros pacientes, la mayoría muy mayores, que cuando son ingresados lo suelen hacer por largo tiempo y la familia agradece tener un lugar como este, donde descansar y desconectar”.