Nuevas medidas para ayudar al crecimiento industrial de Ávila

0
87

Los consejeros de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo, y de Empleo e Industria, Carlota Amigo, han presidido esta mañana en Ávila una reunión del grupo de trabajo en el que se debaten las iniciativas del Programa Territorial de Fomento para el municipio y su área de influencia.

Este instrumento de planificación de la política industrial del Gobierno autonómico comprende un conjunto de medidas de estímulo a la actividad económica y a la generación de empleo, con el reto último de favorecer el desarrollo y el crecimiento de la industria en un territorio.

En el diseño del plan para Ávila están participando actualmente, además de la Junta, el Ayuntamiento de la capital, la Diputación, el Consistorio de La Colilla, los agentes económicos y sociales representados en el Diálogo Social y la Fundación para el Anclaje Empresarial y la Formación para el Empleo (Fafecyl). Se perfila con un horizonte temporal de cuatro años, entre 2020 y 2024, y un ámbito territorial que abarca la capital, sus siete pedanías –Aldea del Rey Niño, Alamedilla del Berrocal, Bernuy Salinero, Brieva, Vicolozano, Narrillos de San Leonardo y Urraca Miguel– y el municipio de La Colilla.

La reunión se ha cerrado con el consenso entre todos los agentes implicados en el grupo de trabajo sobre las grandes líneas de actuación que se van a impulsar durante la ejecución del plan. Asimismo, han acordado que el Programa Territorial de Fomento para Ávila se firmará antes de tener listos los próximos proyectos presupuestarios de las distintas administraciones comprometidas con la aplicación de las medidas.

Enfoque transversal y sectorial de las medidas

El documento que se ha debatido esta mañana articula una batería de propuestas de la Junta con un enfoque transversal –como las relacionadas con la ampliación de la oferta de suelo y la financiación, el refuerzo de la formación del capital humano o la simplificación administrativa para facilitar la inversión productiva– y otras orientadas a los tres sectores prioritarios y definidos como estratégicos en la economía abulense: la automoción, la agroalimentación y las energías renovables.

Dentro de este segundo bloque, el Gobierno autonómico plantea el impulso a un Centro de Transferencia del Conocimiento, Innovación y Emprendimiento, que ejercería de catalizador de nuevos proyectos en torno a las actividades citadas.

Se trataría de establecer un ecosistema con los agentes vinculados al desarrollo de estas ramas industriales –instituciones, universidades y compañías a título individual, entre otros– para trabajar en red bajo una plataforma de coordinación hacia objetivos comunes.

Su labor se centraría en fomentar la industria 4.0 y la implantación de la I+D+i en el tejido productivo; favorecer la transferencia del conocimiento desde la universidad y las entidades de investigación a los centros de trabajo, así como la gestación de ‘spin-off’; generar programas de crecimiento para pymes; impulsar la formación más adecuada a las necesidades del mercado para atraer y retener el talento, e incentivar el emprendimiento.

Con esta medida, el Gobierno autonómico pretende contribuir a la creación de nuevas empresas y a la expansión y consolidación de las existentes, promoviendo su competitividad.

Internacionalización de la despensa de la zona

Otra de las iniciativas expuestas por la Junta al grupo de trabajo que está confeccionando el Programa Territorial de Fomento para Ávila es la articulación de una plataforma logística para potenciar el crecimiento de la industria agroalimentaria, uno de los puntales de la economía de la provincia.

La idea es facilitar el almacenamiento, la distribución, la gestión y la comercialización nacional e internacional de los productos elaborados en el territorio a través de un canal único sin estructura fisica. De este modo, se ayudará a las pymes del sector a abrirse nuevos mercados y, con ello, a competir y crecer, un reto que muchas no alcanzarían por sí mismas debido a su reducido tamaño o a los costes y la complejidad burocrática asociados a estos trámites. Se trata, en definitiva, de apoyar la internacionalización de la despensa abulense.

Oferta competitiva de suelo industrial

La disponibilidad de suelo industrial constituye otro de los ejes del Programa Territorial de Fomento para Ávila. La Consejería de Economía y Hacienda impulsará el polígono de Vicolozano, gestionado por el Instituto para la Competitividad Empresarial (ICE). En la superficie disponible, acometerá inversiones en dotaciones y servicios para configurarlo como un enclave atractivo para el asentamiento de empresas, al tiempo que lo comercializará en condiciones competitivas, a un coste reducido –prevé rebajar las tarifas el 50 %– y con financiación ventajosa. Por otro lado, la Junta pretende reforzar la oferta del suelo mediante la ampliación de este mismo recinto y propone al Ayuntamiento de Ávila iniciar los trámites correspondientes.

Asimismo, el Gobierno autonómico colaborará en determinadas iniciativas para la revitalización de polígonos propiedad de otras instituciones, como Las Hervencias o La Colilla. Así, participará en la cofinanciación de proyectos de renaturalización de estos espacios, siempre que las corporaciones locales capten previamente fondos europeos para este fin. Por otra parte, habilitará una línea de subvenciones para la mejora de recintos industriales rurales, a la que podrán optar los promotores de suelo de esta provincia.

Centro de Referencia Nacional en comercialización de productos alimentarios

La formación para el empleo es otra de las piedras angulares del plan sometido a debate. En este ámbito, las propuestas del Gobierno autonómico pasan por reforzar la cualificación en torno a los perfiles más demandados por el tejido empresarial abulense y, en particular, el vinculado a la industria de transformación agraria.

Se prevé implantar un Centro de Referencia Nacional de comercialización, distribución y promoción de productos alimentarios, dentro de la familia profesional de comercio y marketing; un ciclo de técnico en comercialización de productos alimentarios, y distintos certificados de profesionalidad para desempleados y ocupados en las especialidades más demandadas por las pymes de la provincia.

Asimismo, se pondrá en marcha un programa de becas para que las segundas generaciones de las empresas agroalimentarias puedan reforzar su cualificación en universidades de la Comunidad.

Acceso preferente a financiación

Al hilo de lo anterior, otro de las líneas maestras reseñables del documento es la que hace referencia a la financiación. Los proyectos de empresas y emprendedores que se desarrollen en la zona de influencia de este programa territorial se considerarán prioritarios a la hora de acceder a los apoyos de la Lanzadera Financiera de la Junta. Además, se constituirá un fondo específico de capital riesgo, gestionado por Sodical Instituto Financiero, para apoyar iniciativas de reindustrialización.

Junto a esto, el Instituto para la Competitividad Empresarial (ICE) trabajará activamente en la búsqueda y atracción de inversores, y podrá otorgar una puntuación adicional en las líneas de subvenciones a los proyectos empresariales que elijan Ávila para implantarse, lo que les dará ventaja a la hora de obtener este tipo de ayudas.

También se impulsará la Responsabilidad Social Empresarial para elevar su grado de implantación en las empresas, promoviendo la existencia de un tejido productivo más competitivo y comprometido con el empleo de calidad, la conciliación de la vida personal, familiar y laboral de sus plantillas y la igualdad de oportunidades.

Simplificación de trámites

Para finalizar, se contempla que la Junta pueda declarar de especial trascendencia y urgente actuación los proyectos de reindustrialización ubicados en el área de influencia del Programa Territorial de Fomento para Ávila, lo que permitirá simplificar y agilizar la tramitación de las autorizaciones necesarias para poner en marcha nuevas actividades productivas.

El plan cuyas líneas maestras se han abordado esta mañana se concibe como un instrumento abierto, permeable a la incorporación de las propuestas de otras instituciones y entidades de la zona que compartan el propósito de reactivarla.

También han destacado el firme compromiso de la Junta de trabajar por lograr un desarrollo industrial equilibrado en la Comunidad como la mejor garantía de prosperidad económica y social. De ahí ha surgido este Programa Territorial de Fomento para Ávila, el primero que está previsto aprobar en esta X Legislatura, que constituye una herramienta más necesaria que nunca en este contexto de crisis derivado del COVID-19 para fortalecer la cohesión territorial.