Ornua colabora con 1.000 euros en los programas de Faema

0
87

“Para Faema el mes de octubre es muy significativo, porque el 10 es un día de reivindicación, de hacer visible muchos datos que nos dicen que no podemos bajar la guardia y que queda mucho trabajo por hacer. El resto del mes son días de esperanza, donde cogemos impulso para avanzar con más fuerza para mejorar la atención de muchas personas con problemas de salud mental”, ha señalado Inmaculada Pose Directora General de Faema.

Desde Ornua este año se han hecho eco de su lema ‘Salud Mental y Bienestar. Una prioridad global’ y han querido colaborar aportando su granito de arena para el desarrollo de las actividades que promuevan la salud mental en nuestra provincia.

La cantidad que han donado asciende a 1.000 euros. “Esta aportación irá destinada a los gastos de equipamiento que ha tenido Faema en la puesta en marcha de su vivienda supervisada número trece. La puesta en marcha de este recurso residencial ha supuesto que 5 personas con problemas de salud mental tienen un alojamiento donde se trabajará su autonomía personal. La mayoría de ellas provienen del medio rural y tienen grandes necesidades de apoyo tanto emocional, social y laboral porque es un perfil muy joven. También se ha creado un nuevo puesto de trabajo”, ha asegurado Pose.

En la reunión mantenida con responsables de Ornua, la Directora General de Faema pudo conocer las nuevas instalaciones de la empresa señalando que “se han convertido en todo un ejemplo de superación”. Además, Pose ha querido recalcar que “Ornua es un ejemplo de empresa socialmente responsable y comprometida con las personas más vulnerables de la ciudad”.

Desde la empresa Ornua estudiarán la posibilidad de estrechar lazos de colaboración con Faema y sus actividades. Según han transmitido desde la empresa están “muy agradecidos a la ciudad de Ávila y su filosofía de trabajo es invertir en su ciudad ayudando al tejido empresarial y a sus ciudadanos”. “Esta aportación es sólo una forma de devolver todo el cariño que recibieron cuando su fábrica se derrumbó como consecuencia del incendio”, han dicho.

Por otra parte, Pose ha puesto en valor esta iniciativa solidaria ya que gracias a ella, sus programas han podido ser más visibles y les ayuda a seguir apostando por la creación de servicios y creación de empleo.

Con esta nueva vivienda, FAEMA pasará a tener 59 plazas en viviendas supervisadas.  Siempre se apuesta por recursos residenciales lo más normalizados posibles y se da prioridad a personas en situaciones de vulnerabilidad como carecer de familiares, vivir en entorno rural, escasez de recursos económicos, entre otros.

Para el año 2021 la entidad tiene previsto abrir dos nuevas viviendas supervisadas, ya que sigue teniendo lista de espera en este servicio.