Radio Axer se engalana con una cabecera del saxofonista Juan Carlos de la Fuente

0
197

Radio Axer cuenta con una cabecera instrumental de uno de los primeros saxófonistas que actuó en televisiones privadas, Juan Carlos de La Fuente, director de bandas de prestigio, acompañando artistas de primera linea, así como solista de las mejores bandas de música de España, con 123 composiciones y arreglos musicales, añadiendo la participación en una treintena de discos de distintos estilos.

Radio Axer, a día de hoy, hace gala de una amplia biblioteca instrumental del mencionado maestro, que ha hecho que los oyentes se deleiten desde el rincón mas insospechado del mundo, teniendo en cuenta que como ya sabéis, la audiencia de Radio Axer asciende a 62 países y 17.500 escuchas en España, habiendo subido la audiencia en esta situación de confinamiento, tras estar abierta las 24 horas, informar que el magnifico músico dio la vuelta al mundo actuando en diversos países con su saxofón.

En la actualidad, han dicho, “cada emisión de Radio Axer hace gala de Candilejas, interpretada por el gran maestro, sin duda el timbre es la cualidad mas importante para todo saxofonista, le gusta tener su propia calidad de sonido, (su propia voz diríamos), algo que Juan Carlos es un verdadero protagonista acompañado del Setup, (boquilla), haciendo un timbre único, (voz que habla), con una intensidad magnifica y una altura de sonidos que hacen diferenciar de forma muy identificadora los sonidos graves, medios y agudos, no es de extrañar que una de sus composiciones este expuesta en el área de cultura del Vaticano”.

De la misma manera, en los vídeos, actos y presentaciones del escritor Manuel Barbera, director de Radio Axer, estarán presentes los bellos temas de De la Fuente, ya que, según ha explicado la locutora Mercedes Ruiz, “recogen sin duda alguna todas las cualidades de un extraordinario sonido de saxofón, un sonido clásico digno de irritación en el arte de la música, sonido redondo y equilibrado con justos armónicos de timbre dulce y fluido, produciendo en el oído o en el animo una impresión agradable, semejante al sabor de la miel, es un sonido dulzón, fuerte y claro, algo que surge cuando se toca con amor, muy expresivo que identifica su buen estado anímico acompañado de sonido sensual, algo que permite escuchar la música sin pensar en ella, trasladando nuestro cerebro a sensaciones placenteras, un sonido brillante muy limpio y claro, esterilizado, el cual destaca por la idea que el artista quiere trasmitir”.

“Escuchando estas melodías instrumentales es fácil definir lo bello”, asegura la subdirectora y locutora de Radio Axer Mercedes Ruiz, resumiendo en esta frase su concepto y opinión: “La música debe hacer saltar fuego en el corazón del hombre y lagrimas en los ojos de una mujer, de esta manera se habrá encontrado la belleza de la música”.