Cuca Gamarra: “Casado es el único capaz de formar gobiernos”

0
96
ÁLEX PUYOL

Virginia Miranda.

Un escaño más que Pedro Sánchez y Pablo Casado sumará los votos del centro derecha para salir del bloqueo institucional. Cuca Gamarra, vicesecretaria de Política Social del PP, está convencida de la capacidad del líder popular para ser alternativa de Gobierno; dice que su candidato ha demostrado en ayuntamientos y comunidades que sabe llegar a pactos y asegura haber detectado entre la ciudadanía “la frustración que ha supuesto la parálisis a la que nos ha abocado” el presidente en funciones, al que acusa de incapacidad política y falta de reformas “que nos está llevando nuevamente a un escenario de crisis y destrucción de empleo”.

Pablo Casado dice que es posible que gane las elecciones. Aunque suba en las encuestas, Pedro Sánchez sigue como ganador. ¿Qué datos tienen ustedes?
Sobre todo tenemos la percepción de una sociedad española que, ante la frustración que le ha supuesto la parálisis a la que nos ha abocado Pedro Sánchez, está planteando desde la madurez buscar una alternativa. Y esa alternativa es el PP. Sumando los votos del centro derecha podemos tener un escaño más que Pedro Sánchez para conformar ese Gobierno que el país necesita.

¿Dan por descontada esa suma? Ciudadanos está acusando en los sondeos la llamada del PP al voto útil del centro derecha. ¿Podrá Casado restablecer la confianza con Albert Rivera?
Hemos afrontado esta etapa siendo conscientes de que la fragmentación del voto de centro derecha ha tenido como efecto que Sánchez ganara las elecciones. Hemos ofrecido a Ciudadanos la posibilidad de concurrir juntos a través de una plataforma electoral para dar esa opción a los españoles y nos hemos encontrado con el ‘no es no’ de Albert Rivera. Nosotros actuamos siempre en política desde la responsabilidad y la generosidad y estos serán los planteamientos con los que el día después de las elecciones propondremos, con quien sea necesario, la posibilidad de sumar escaños para ser una alternativa.

¿Y con Vox? Hay comunidades y ayuntamientos donde han formado Gobierno gracias a sus votos. No para entrar en los ejecutivos pero sí para condicionar en parte políticas como la violencia de género.
Niego la mayor en relación a las políticas de lucha contra la violencia de género. El PP ni ha dado ni va a dar nunca un paso atrás, es un compromiso firme que tenemos con la sociedad española. Queda mucho por hacer y las cifras demuestran que tenemos que seguir trabajando juntos a través del pacto contra la violencia de género. Vox ha apoyado en las investiduras distintos gobiernos de coalición pero también ha decidido estar en la oposición y ese es el papel que está ejerciendo. Cuando los españoles votemos el 10 de noviembre, si Pablo Casado tiene un escaño más que Pedro Sánchez, sabemos conformar gobiernos y lo haremos. Serán los votantes quienes decidan qué papel juegan el resto de fuerzas políticas.

¿Piensa como el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, que dice estar en contra del feminismo del 8-M?
Yo soy una feminista liberal convencida. Coincido con Almeida en que el feminismo no es patrimonio de ningún partido político, sino de toda la sociedad española. Y en que no debe ser una lucha entre hombres y mujeres, sino todo lo contrario. Los avances se consiguen juntos y creo en un feminismo que busca romper barreras junto a los hombres.

Tras el inicio del curso político se ha advertido una moderación en el discurso de Casado. ¿La caída de Vox en las encuestas permite prestar mayor atención al centro?
En el PP tenemos un compromiso con España y con los españoles y tenemos una enorme preocupación por la situación de bloqueo. Lo que estamos trasladando a la sociedad es que somos ese partido de centro, moderado y abierto donde cabemos millones de personas. Que somos diferentes pero que compartimos cosas tan importantes como para elegir un partido que nos una. Eso es el PP que representa y lidera Pablo Casado. Estamos donde siempre hemos estado.

¿Cree que la exhumación de Franco en plena precampaña puede alterar las previsiones a favor de la izquierda y, como reacción, de la extrema derecha?
El resultado electoral va a venir marcado por el bloqueo que ha provocado Pedro Sánchez, que la noche electoral decidió ir a unas nuevas elecciones pensando en su interés personal, y por la situación económica consecuencia de la incapacidad política y la falta de reformas que nos está llevando nuevamente a un escenario de crisis y destrucción de empleo. Esas son las preocupaciones de los españoles, que están pensando en su futuro y en el de sus familias y no otras cuestiones que se quieran sacar siempre en campaña electoral.

Aún no se conoce la sentencia del procés y Cataluña ya ha monopolizado la precampaña del 10-N. ¿Es el asunto más importante para el conjunto de los españoles a los que los partidos vuelven a pedir el voto por cuarta vez en cuatro años?
De él depende la convivencia en un gran país como España donde 47 millones de personas compartimos un proyecto colectivo. La situación de Cataluña es compleja y las decisiones y los hechos que vayan a poder ocurrir en las próximas semanas evidentemente son importantes. Desde ese planteamiento el PP es firme y actúa siempre con responsabilidad.

¿Significa que si Sánchez decide aplicar el 155 o la Ley de Seguridad Nacional en Cataluña contaría con el apoyo del PP?
El PP es un partido de Estado y Pablo Casado es un hombre de Estado. Lo ha demostrado acudiendo siempre que le ha llamado el presidente del Gobierno, también en funciones. O cuando ha sido candidato a la presidencia y le ha citado. Lo que nosotros requerimos a Pedro Sánchez es la aplicación de la Ley de Seguridad Nacional y otras leyes orgánicas. Además no es posible que el PSOE siga manteniendo gobiernos con los independentistas en 40 ayuntamientos y en la Diputación de Barcelona. E instamos al PSC a que asuma su responsabilidad y apoye la moción de censura que se promueve en Cataluña. Esa es la exigencia. Por lo demás, nos alegramos de que haya cambiado de opinión y se encuentre dispuesto a su aplicación.

“Si la izquierda no pactó con dos partidos, dudo mucho que lo haga con tres”

Ustedes preparan una Convención Económica en Córdoba. ¿La economía va a ser el eje central de su campaña?
La economía es uno de los ejes fundamentales porque es una de las preocupaciones de los españoles. Sobre todo por la alarmante situación en la que empezamos a estar. Los indicadores hablan de una contracción del consumo, de destrucción de empleo, de bajada en la afiliación de la seguridad social… Por eso nuestra primera cita es una convención donde vamos a poder trasladar a los españoles nuestra capacidad de gestión en el ámbito económico. Lo hemos hecho otras veces y estamos en disposición de afrontar el reto de seguir haciendo crecer la economía española.

Menciona la bajada del consumo de las familias. Con este escenario, ¿el PP puede mantener su promesa de bajar los impuestos sin dañar el Estado del bienestar?
Una de las razones que provocan el freno al consumo es la falta de confianza que genera la inestabilidad política. Y si por algo se caracteriza este tiempo de Sánchez en La Moncloa es por una inestabilidad agudizada por su incapacidad para formar Gobierno. En el PP mantenemos nuestro compromiso de bajar impuestos y eliminar aquellos que gravan especialmente las economías de las familias. Pablo Casado ya ha anunciado la supresión del impuesto de sucesiones y el impuesto de patrimonio porque con ellos estamos detrayendo el consumo y sobrecargándoles el mantenimiento del Estado del Bienestar. Sabemos que se puede garantizar a través de otros medios e impuestos si somos capaces de reactivar la economía española y el PP sabe hacerlo.

¿Cómo se preparan para la repercusión que pueda tener, a unas semanas de las elecciones, las declaraciones como imputados de Esperanza Aguirre, Ignacio González y Cristina Cifuentes por presunta financiación ilegal del PP de Madrid?
Nosotros respetamos todos los procedimientos judiciales, así como la presunción de inocencia, y el presidente Casado es la demostración de que el PP es contundente en la lucha contra la corrupción y tenemos tolerancia cero ante cualquier conducta que no sea presentable ante los españoles.

Dicen que una alta participación beneficia a la izquierda y la abstención a la derecha. ¿Cree que Iñigo Errejón mejora las opciones de las fuerzas progresistas?
La izquierda se ha convertido en la casa de los líos por su incapacidad para gobernar ni ganando las elecciones. Si no conformó un Gobierno con dos partidos, dudo mucho que lo haga con tres.

Si Casado no logra formar Gobierno tras el 10-N, ¿debería dejar de liderar el PP?
Lo más importante es que Pablo Casado es la alternativa a Pedro Sánchez. Es el único político en España que ha demostrado en los últimos meses su capacidad para llegar a acuerdos, para dialogar y para conformar gobiernos. Esa es una garantía que conocen los españoles y dará sus frutos el 10 de noviembre. Estoy convencida de que va a asumir la responsabilidad de ser el presidente del Gobierno teniendo un escaño más que Pedro Sánchez.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí