BMW 430d Gran Coupé 258cv: Diversión garantizada

0
320

La firma alemana, aunque aumenta de forma constante su apuesta por los modelos familiares, SUV sobre todo, no abandona a sus modelos más deportivos como los coupé de carrocerías llamativas. Eso es lo que hizo hace dos años cuando lanzó una tercera variante para la muy reciente Serie 4, que llamó Gran Coupé, caracterizada por contar con cinco puertas en contraposición con la clásica de tres y con la descapotable.

Sus plazas delanteras son muy cómodas y, el maletero, además de ser mayor que el de sus “hermanos” (480 litros), tiene fácil acceso gracias al portón que permite un acceso cómodo, aunque el fondo quede alejado. Donde encuentra sus principales problemas es en sus plazas posteriores, que resultan justas y útiles para dos adultos.  Ofrecen menos sitio y comodidades que las de un Serie 3. Pero claro, es un coche de vocación deportiva.

Este Serie 4 Gran Coupé con un motor diésel poderoso (258cv de potencia) y cambio automático con 8 velocidades, resulta más costoso que su equivalente con la carrocería berlina, debido exclusivamente a un diseño más atractivo y llamativo, ya que a igualdad de mecánica y de equipamiento es en lo único en que se diferencian.

La prueba para Horas Punta se llevó a cabo en zonas de autovía, carretera y tramos urbanos de baja velocidad y congestión de tráfico, y a pesar de ello el consumo medio de gasoil se quedó en unos muy bajos 6,1 l/100km, lo que habla con claridad de la optimización que los ingenieros de BMW han llevado a cabo con esta mecánica y teniendo en consideración el elevado peso del automóvil.

Gran parte de este “milagro” se debe a que usa el aditivo AdBlue, que permite una drástica reducción de óxidos nitrosos y ayuda a disminuir el gasto de carburante. Como es costumbre la entrada para rellenar este depósito se halla justo al lado de la del combustible tradicional, bajo la misma tapa.

Los viajes en las plazas delanteras resultan placenteros para alguien a quien guste sentirse a los mandos de un bólido, con asientos muy Racing, con grandes sujeciones laterales (adaptables eléctricamente), y una postura de conducción ad hoc, y además por la suavidad de manejo, los escasos ruidos de rodadura, provenientes del motor o aerodinámicos, pero sobre todo por la seguridad que transmite incluso a velocidades elevadas.

En los tránsitos por ciudad, pierde ese atractivo, y sube un tanto la sonoridad, pero sobre todo le perjudican las brusquedades que produce el sistema de parada y arranque (Stop&Start).

Sobresale sobremanera el cambio automático de ocho relaciones, que tiene un funcionamiento excelente la rapidez con que engrana las marchas y la suavidad con que lo ejecuta. Dispone de levas en la columna de dirección que posibilitan una conducción más deportiva, aunque siempre limitada.

Se respira deportividad

Los asientos están un poco más bajos que en muchas berlinas tradicionales, aunque tampoco resultan incómodos para quienes busquen solo disfrutar de la conducción sin hacer virguerías deportivas ni emular a los pilotos de carreras. Aún así, para entrar hay que flexionar las piernas y doblar un poco más el tronco de lo habitual, pero tampoco llega a ser incómodo para alguien que no tenga limitada su movilidad.

El puesto de conducción es el clásico de los modelos de la firma germana de tracción trasera: se va sentado bajo y con las piernas estiradas. Si el coche está equipado con cambio de marchas automático como es el caso, es fácil encontrar la posición de conducción ideal pues sólo hay que preocuparse de colocarse bien respecto a los pedales, y lleva un reposapiés para depositar el izquierdo al no tener embrague. Otra cosa es cuando se viaja con el control de velocidad activo, ya que resulta un tanto complicado poner el pie derecho, por la falta de espacio en la zona derecha.

En todo caso, es aconsejable probar este puesto de conducción, ya que si bien habrá muchas personas que se encuentren muy cómodas en él, otras quizás busquen ir en una posición más erguida y con los pedales más cerca.

La ausencia de marco en las cuatro ventanillas es un detalle de estilo, que no perjudica el silencio de marcha o el buen ajuste de las puertas, pues no hay ruidos cuando se circula por carreteras en mal estado ni tampoco hay más de la cuenta a alta velocidad

El acceso y salida de las plazas posteriores no resulta cómodo. El principal motivo es que los dos asientos laterales traseros no están en línea con los delanteros, sino un poco más hacia adentro y, por lo tanto, lejos del exterior. La salida es especialmente dificultosa porque los laterales de la banqueta y del respaldo forman una rampa que hay que salvar con el cuerpo.

El interior sigue las pautas de la firma premium alemana, y además brilla en ergonomía a pesar del innumerable número de controles y funciones que lleva el coche. Las funciones más importantes están centralizadas en el habitual mando redondo iDrive que se complementa con varios botones a su alrededor. Este mando es adictivo, ya que una vez que se sabe controlar e incluso se hace sin mirar (otra ventaja ligada a la seguridad), para lo cual no hace falta mucho tiempo, si se conduce otro coche que no lo lleve se echa en falta por su facilidad para manejar sistemas y elementos que lleva.

Por su condición de coupé es menos espacioso que la mayor parte de sus rivales. Hay poca anchura entre puertas y menos altura al techo en las plazas traseras que algunos de sus principales rivales de segmento. El espacio para las piernas de los ocupantes de las plazas posteriores es normal, e incluso mayor que el de la competencia. Otra pega relativa a las plazas posteriores lo encontramos en el mullido duro y en la situación de los respaldos, aparentemente cerca de la vertical.

Aunque en las plazas traseras del Serie 4 Gran Coupé no hay mucho sitio, el interior es luminoso porque las ventanillas son amplias, considerando que se trata de un modelo con una carrocería de altura recortada. Las traseras no bajan por completo. Estos asientos se pueden abatir en dos o tres partes, lo que permite abatir cada plaza por separado, lo cual flexibiliza el interior y el maletero.

El maletero es grande y muy aprovechable, dado que apenas presenta obstáculos que molesten a la hora de cargarlo. También resulta práctico gracias al portón trasero, que puede tener apertura y cierre automáticos, como en el caso de la unidad probada. En sus laterales hay huecos y pequeños ganchos plegables. En el fondo hay un espacio separado del resto del maletero. No existe la posibilidad de llevar rueda de repuesto.

Motor poderoso pero suave

La mecánica probada es muy recomendable, aunque ciertamente con el motor de 190cv, disponible en la gama, bastaría para disfrutar de la conducción pese a la diferencia de potencia, además se lograría un menor consumo y, sobre todo, se reduciría en casi 8.000 euros la factura. Pero es dudoso que el equilibrio entre capacidad de aceleración y consumo que ofrece el BMW probado lo alcanzara aquél.

Estamos ante una berlina (coupé) de las sobresalientes para realizar grandes viajes . En vías rápidas va muy bien guiado y requiere hacer muy pocas correcciones con el volante para ir por donde se desea. Sus principales cualidades, además de gastar poco gasoil, especialmente a velocidad sostenida, es silencioso, tiene una suspensión que absorbe bien las irregularidades y su suavidad de rodadura es muy grande, aunque llega un ligero ruido procedente del contacto de los neumáticos con el suelo. Como se va tan cómodo y transmite seguridad, es fácil conseguir un elevado ritmo de viaje sin que el conductor se tenga que emplear en ello.

En vías de segundo orden baja enteros, pero manteniendo su calidad de conducción, pero le falta algo de precisión en los trazados más virados. La carrocería no se apoya inmediatamente en las curvas y, aun cuando ya lo está, la dirección transmite cierta sensación de flotabilidad. Si se selecciona el ajuste más duro de la suspensión (eligiendo el modo de conducción Sport) esa falta de precisión se atenúa un poco y la dirección gana en firmeza, pero no todo lo necesario para que las sensaciones sean impecables.

Tiene cierta tendencia al subviraje, si es que todas las ayudas electrónicas van conectadas, que en parte se puede deber a que el eje trasero va muy sujeto, debido a las grandes ruedas que calza. Quizás con otras más comedidas no pasaría. Aunque le falta un poco de precisión, no significa que no permita ir deprisa, ni que sus reacciones sean inseguras, ¡ni mucho menos! Si todas las ayudas electrónicas van conectadas, no se descoloca bruscamente.

El motor, como se afirma, es muy silencioso a las velocidades legales en carretera, hasta el punto que no demuestra su condición diésel y es difícil saber si entre las manos llevamos un gasolina o no, cosa que no sucede en zonas urbanas, porque aparece algo de rumorosidad e incluso algunas vibraciones. Lo más incómodo es la sacudida que produce cuando actúa el Stop&Start.

Las avanzadas investigaciones llevadas a cabo por BMW, y otras marcas, para disminuir los gases contaminantes y por ende los consumos, se dejan sentir en esta máquina probada por Horas Punta. El 4d GT diésel de 258cv gasta poco en casi cualquier circunstancia, pero especialmente a velocidad sostenida. En el trayecto de prueba, con recorridos muy equilibrados entre autovías, carreteras y ciudad se quedó en 6,1 l/100km, inaudito para su potencia.

El consumo en vías que impliquen cambios de ritmo suele ser más elevado, pero no es normal que el consumo entre depósitos sea superior a 7,0 l/100 km, salvo que se conduzca de forma muy despreocupada con respecto a la velocidad o solo se hagan recorridos urbanos.

Calidad interior y seguridad

BMW no ofrece varios niveles de acabado para sus modelos. Vienen de serie ya muy equipados, pero hay que sumar aparte los paquetes o extras que convengan a cada usuario. Es una forma de abaratar el modelo base y que cada cual, a tenor de sus posibilidades y gustos, aumente el equipamiento.

La unidad probada disponía de diferentes elementos añadidos, como los faros de leds con función de encendido y apagado selectivo (para las luces largas) para no molestar a otros usuarios de la vía, el sistema de reconocimiento de voz disponible con el sistema de navegación más costoso, que permite ejecutar muchas funciones de forma natural y sin distracción y que resulta sumamente eficaz y adictivo, porque basta con decir un punto de interés, una calle o un edificio emblemático para que se de la posibilidad de indicarlo como meta.

También tenía instalados asientos deportivos con reglajes eléctricos, incluso para las sujeciones laterales y con memorias, además de otras opciones que vienen por separado como la regulación lumbar; paquete M Sport con llantas de 18 pulgadas; suspensión de dureza variable (la que viene de serie con el paquete M Sport es deportiva de dureza fija); control de crucero adaptativo con función Stop&Go, indicador de cambio de carril involuntario, cámara de visión cenital y de marcha atrás, con sensores de aparcamiento; control de frenada en curva; levas en la columna de dirección; tapicería de cuero, como el volante, etc.

FICHA TÉCNICA

Motor

2.993 cc. Motor diésel de inyección directa, 6 cilindros, common rail, geometría variable, turbo e intercooler. Caja de cambios automática de 8 velocidades. Tracción trasera. Potencia: 258 cv. Cx: 0,29.

Prestaciones y consumos

Velocidad máxima: 250 km/h. Aceleración de 0 a 100 km/h: 5,6.

Consumo mixto en prueba: 6,1 l/100 km. Consumos oficiales (NDEC). Mixto: 5,1 l/100 km. Urbano: 5,9 l/100 km. Extraurbano: 4,6 l/100 km.

Emisiones de CO2

134 gr/km (Euro6).

Dimensiones y capacidades

Longitud: de 4.640 mm. Anchura: 1.825 mm. Altura: 1.389 mm. Peso en vacío: 1.690 kg. Capacidad maletero: 480 litros, ampliable hasta los 1.300 litros con los respaldos de los asientos traseros abatidos. Capacidad del depósito de combustible: 57 litros.

LO MEJOR

Suavidad. Consumo. Cambio. Equipamiento. Confort. Diseño. Ergonomía de los mandos.

LO PEOR

Precio y opcionales caros. Asientos traseros. Acceso a la segunda fila. Equipo de climatización poco eficaz.

PRECIO: 54.450 euros

(Aparte quedan los posibles descuentos de la marca y todo el equipo opcional)