Reabre el parque de El Vivero de Colmenar Viejo tras una reforma de 338.020 euros

0
53

Ya han finalizado las obras de reforma del parque El Vivero, una actuación en la que se han invertido 338.019,99€, destinados a mejorar el histórico parque del municipio con nuevas zonas de juegos infantiles, nuevos jardines clásicos y red de senderos para el paseo, una fuente ornamental de granito con el escudo del municipio, un nuevo circuito biosaludable y un gran merendero arbolado para el disfrute de las familias.

“Tras 6 semanas de obras, podemos volver a disfrutar de El Vivero con todo su esplendor. Estrenamos equipación biosaludable para que se mantengan en forma los vecinos que lo disfrutaron en los años 50 siendo niños, con nuevos jardines que representan su valor histórico como el gran jardín del municipio, pero con plena vigencia para los niños de hoy gracias a la incorporación de una zona de juegos con el conjunto de torres, toboganes, trepas etc. más grande que hemos instalado hasta la fecha. En este Vivero acrecentamos la esencia, pero nos adaptamos a los usos y necesidades de hoy, y por ello también hemos creado un gran merendero pavimentado, pero que tendrá sombra natural, para permitir que las familias se puedan reunir en espacios abiertos, en entornos verdes, como hemos comprobado que los vecinos demandan más”, ha explicado la concejal de Medio Ambiente, Parques y Jardines, Isabel Álvarez Díaz.

Un proyecto en el que se ha ganado visibilidad a la vez que el parque ha quedado mejor integrado con las calles circundantes al haberse suprimido el murete que separa el parque de la Calleja de la Dehesa y la puerta metálica. También se ha demolido y resolado de loseta gris la totalidad de la acera de la calleja, siendo ahora una acera más ancha en el tramo más cercano a Las Vegas. Del mismo modo que se ha ampliado la zona adoquinada de la entrada por la Avenida de Remedios.

En la que era la zona de pinar, se ha construido una nueva red de caminos de zahorra que parten desde la entrada por Las Vegas y Calleja de la Dehesa. Una de las dos veredas, que da continuidad de paso a la entrada de peatones por Las Vegas, se ha solado con piedra de granito y la otra con hormigón. También, con hormigón impreso verde, se ha solado la superficie del pinar de planta circular, como recuerdo a la existente en el parque original.

En el centro del parque, se demolió la zona infantil, las piedras que había alrededor, y la fuente ornamental, permitiendo en ese espacio la creación de un jardín clásico circular con setos concéntricos de boj que sectorizan el área (además de con los nuevos caminos), facilitando un mosaico de plantaciones de aucuba, hortensia, cornus, hypericum, camelia, acebo y abelia. En el medio, en el cruce de caminos, se ha plantado un liquidambar.

Respecto a los trabajos de jardinería, llevados a cabo en último lugar, se han realizado plantaciones arbustivas y arbóreas, además de ampliarse la superficie de césped ornamental; se han creado nuevos macizos arbustivos en las intersecciones de la nueva red de caminos cercana a la Calleja de la Dehesa; y se han plantado escalonias, teucrium, durillos y forsythias, además de rosal sevillano a la entrada norte por la Calleja de la Dehesa. En las plantaciones arbóreas para las zonas estanciales (entrada por la Avda. de Remedios y actual chopera) se ha plantado mezclando las especies de malus y cercis siliquastrum.

A la entrada por Las Vegas, con la intención de que se vea desde ese punto la zona superior vegetal de un nuevo seto, se ha procedido a plantar photinias en alineación (entre ellas, hay cuatro pies de albizzia julibrissim, que mejoran la estética del conjunto visto desde el aparcamiento existente).

Los elementos de juego infantiles están ahora junto al parque central, donde se encontraba anteriormente la chopera del Este, que se ha ampliado al Norte, Sur y Oeste. Se retiraron los bordillos de traviesa de los macizos y parte de los escalones de granito. El equipamiento del área infantil se ha instalado sobre una extensa solera de caucho continuo, y está compuesto por:

  • Dos torres conectadas por un tubo y con plataformas anexas en forma de miradores con un tobogán abierto curvo y otro tubular recto
  • Un columpio doble clásico
  • Dos muelles balancines con figura de animal
  • Una casita de juegos para niños con tejado a dos aguas apto para trepa
  • Un balancín clásico para cuatro niños
  • Un columpio cesta

En la zona aledaña a la Piscina de Verano se ha instalado un área de elementos deportivos biosaludables, con un ascensor (dos asientos opuestos para ejercicios de brazos), un columpio (dos asientos enfrentados para ejercicios de piernas), un elemento de esquí, otro de patines y un mecanismo con dos ruedas para ejercicios de brazos.

En la vertiente Este de la zona contigua a la Piscina Municipal, se ha saneado y repuesto el arbolado para mantener uno de los puntos clave de este parque, la sombra natural, que además se ha solado con pavimento continuo imitación a madera creando un merendero familiar.

Por último, la entrada por la Avenida de los Remedios está presidida por una fuente ornamental centrada que da la bienvenida a los visitantes. Consiste en una gran losa de granito en vertical, con el escudo de Colmenar Viejo grabado in situ e inclinado, con cuatro chorros que partirán de cuatro de las colmenas perimetrales del escudo. A los pies del escudo, y delante del mismo, un vaso de planta rectangular rematada al norte en forma de cuchillo. La altura del vaso tiene de 50 cm, en granito con albardilla de remate que servirá como banco corrido.

Junto a la fuente ornamental se ha instalado una fuente de agua potable, y nuevos bancos de madera y papeleras en todo el parque.