Recurren ante el TSJM las reestricciones de movilidad en la zona norte de Colmenar Viejo

0
295

La Asociación de Vecinos por Colmenar Viejo ha mostrado su preocupación por la efectividad de las medidas de restricción de la movilidad que se aplican a Colmenar Viejo, por lo que han recurrido esta decisión ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM).

Según han explicado, “los límites establecidos no responden a ningún criterio, físico, urbano, social, o económico. El origen administrativo y censal con el que se definieron no responden a la realidad actual de Colmenar Viejo” y añaden que “el casco urbano de Colmenar Viejo ha sido dividido administrativamente sin tener en cuenta los usos de la vida local. Casi todo el comercio de alimentación de proximidad se concentra en la zona de confinamiento norte, mientras que la mitad del casco viejo se queda fuera obligando a desplazarse a estos vecinos a los locales de los nuevos desarrollos comerciales cercanos a la salida a la autovía, aumentando innecesariamente la movilidad y el número de potenciales contagios”.

Aunque, para ellos, “no es el único sinsentido” y han argumentado un listado que añadir en el que aseguran que:

  • Algunos barrios no confinados no tienen otra vía de comunicación que atravesar la zona
    confinada.
  • Respecto a los centros de enseñanza, infantil y primaria principalmente, aquellos que están ubicados en las fronteras de la zona con restricciones de movilidad reciben alumnos de las áreas confinadas y no confinadas, alumnos que son acompañados por sus padres tanto a la entrada como a la salida.
  • También se ha olvidado que al existir zona sanitaria única existe un número importante de vecinos que tienen su médico de familia en un centro distinto del correspondiente a su zona de residencia.
  • Además, los autobuses públicos comparten parte de su trayecto en zona confinada y no confinada, siendo imposible realizar las tareas de descontaminación y desinfección.
  • Por otro lado, en la zona norte, confinada, se ubican las oficinas de Hacienda, SEPE, INEM y Juzgados de Colmenar, mientras que en el Sur, zona no confinada, están las de la Tesorería de la Seguridad Social y servicios sociales del Ayuntamiento de Colmenar Viejo.
  • Los trabajadores que usan su vehículo para desplazarse al trabajo a menudo deben buscar plaza de aparcamiento fuera de su zona, porque el casco viejo no siempre brinda la posibilidad de hacerlo en las proximidades del domicilio.
  • Existe la fundada sospecha de que el empadronamiento oficial deja fuera de registro a una importante población flotante o no registrada, formada por residentes de otros pueblos de la sierra que tienen casa en Colmenar Viejo, otros que se empadronan en otros municipios por ventajas fiscales o de acceso a servicios como colegios o guarderías, estudiantes universitarios, trabajadores desplazados por cuestiones laborales, y también aquellos que no están en posesión de sus documentación de residencia.

En ese sentido, han señalado, “la división de Norte y Sur en Colmenar Viejo es puramente administrativa y censal, y cuesta creer que pueda limitar la movilidad de los vecinos en general y el riesgo de contagio, y supone además una dificultad añadida a muchos vecinos de la zona sur “no confinada” residentes en el casco viejo. Sería razonable, ahora que conocemos la prolongación de confinamiento, que se definieran los límites de confinamiento atendiendo a las estas características y condicionantes, buscando fronteras “físicas” que engloben los desplazamientos habituales de los residentes en sus actividades esenciales, empadronados o no, inscritos en un centro de salud o en otro”.

Dichos criterios, han dicho, “podrían ser por densidad de población: Por ejemplo, el límite la Ronda Oeste y el Redondillo, continuando por el límite actual hasta la Base logística, y desde la salida de Cerceda hasta la Autovía, glorieta de los toros cerrando nuevamente en la salida Sur en la glorieta de los canteros. Así, quedaría no confinado el barrio de la Estación, San Crispín, los polígonos industriales de la Mina y Sur y Centro comercial del Ventanal. Otra opción sería el confinamiento completo del municipio, pero este extremo parece no deseable por razones de acceso a los polígonos, aunque si es cierto que con el mismo se garantiza un mejor cumplimento de los desplazamientos por necesidad establecidos, al tiempo que contribuye a un menor riesgo de contagios en espacios cerrados”.

Por todo ello, la Asociación se ha dirigido tanto al TSJM de Madrid como la Consejería de Sanidad para solicitar que estas cuestiones sean tenidas en cuenta a la hora de definir las restricciones de movilidad a las que estarán sujetos los colmenareños las próximas semanas.