Unanimidad en Colmenar Viejo contra la ampliación del vertedero y por un plan de cierre

0
39

El conjunto de todos los grupos municipales que conforman el Ayuntamiento de Colmenar Viejo aprobó en un Pleno Extraordinario celebrado el pasado 15 de octubre una declaración unánime en contra de la ampliación del vertedero de la localidad tal y como propone la Mancomunidad del Noroeste, solicitando a su vez un plan de cierre y buscando alternativas a la gestión de los residuos en una nueva ubicación, pero fuera del municipio, que ha tenido la responsabilidad en esta materia desde hace ya más de treinta años.

En la exposición de motivos leída en el Pleno, se muestran contrarios a la ampliación de un quinto vaso en este vertedero que ya hoy ocupa un terreno de aproximadamente 90 hectáreas, propiedad de la Comunidad de Madrid, que produce, han dicho “deterioros al medio ambiente, el incumplimiento de la normativa y molestias a los vecinos”.

Por ello, han expuesto, con este acuerdo se exigirá a la Mancomunidad el cierre del vertedero mostrándole su absoluto rechazo a la ampliación planteada y que adopte “de manera urgente” un nuevo sistema de gestión de residuos; se informará a la Consejería de Medio Ambiente y a la Fiscalía de Medio Ambiente sobre el incumplimiento de la normativa por parte de la Mancomunidad; y se plantearán políticas municipales dirigidas al objetivo de residuo cero, atendiendo a la jerarquía de reducción, reutilización y reciclado.

En ese sentido, el alcalde de Colmenar Viejo, Jorge García Díaz, ha señalado que “se deben sentar tanto los partidos políticos como las administraciones para saber cuál es el futuro de la gestión de residuos” y ha advertido que “lo que no puede ser es que se dé a los municipios esa competencia, sino que debe ser responsabilidad de una administración superior, en este caso la Comunidad de Madrid, que tiene que coger el toro por los cuernos y poner en marcha un plan para el tratamiento de estos residuos”.

García Díaz ha destacado que “hay mil fórmulas para tratar los residuos” y ha puesto de ejemplo al Canal de Isabel II, que, ha dicho, “podría encargarse del tratamiento de esos residuos, porque es una empresa pública que tiene experiencia en tratar sus propios residuos”. El alcalde colmenareño ha recalcado que “hay que dejar de enterrar los residuos, porque lo marcan las directrices europeas y hay que buscar una alternativa, construyendo plantas de tratamiento” para las que, ha apuntado, “suelo hay, sitios hay y se pueden ubicar fuera de Colmenar Viejo”.

Por todo ello, ha concluido, “no se puede trabajar en la ampliación de un vertedero, que trabajen en el futuro, porque se está trabajando mirando hacia atrás y el futuro pasa por construir plantas de tratamiento y no se está haciendo”.

Por su parte, el portavoz de Ciudadanos en Colmenar Viejo, Carlos Velasco, ha señalado que “esto es una postura sobre cómo debemos enfrentarnos al tratamiento de residuos, algo que nos está marcando la Unión Europea, que va a exigir unas infraestructuras y unas inversiones muy importantes y, por lo tanto, tenemos que ponerlas ya en marcha, porque el modelo que estamos llevando a cabo ahora mismo no es sólo obsoleto, sino también peligroso para el medio ambiente”. En cuanto a la ubicación de la nueva planta, ha apuntado, “entendemos que Colmenar Viejo, de una manera impuesta, ya que fue una cesión de seis meses y llevamos ya un plazo bastante superado de treinta años, ha cumplido más que de sobra con esa función”.

La portavoz socialista, Paloma Maroñas, destacaba, por otro lado, que “mantenemos la postura que llevamos años defendiendo, sobre todo, de cara a los vecinos, que somos los que sufrimos los malos olores y las consecuencias para la salud que pueda acarrear el vertedero” y ha recalcado que “creemos que todo lo que hagan la Comunidad de Madrid y la Mancomunidad del Noroeste tiene que ser tendente a que desaparezca”, porque, ha dicho, “no cumplimos con las directivas europeas ni con las estrategias por el cambio climático” y ha concluido destacando que “no queremos soportar ni el vertedero ni una nueva planta de tratamiento, por lo que deben buscar otra ubicación. Hay que ser solidarios como lo ha sido nuestro municipio”.

Mariano Martín, de Ganemos Colmenar, por su parte, ha explicado que “la implantación de un quinto vaso supone dos cosas, que se perpetúe el modelo de gestión de residuos que consiste en incumplir y en enterrar la basura y, la ubicación de esa macro planta de tratamiento, con la que nosotros tampoco estamos de acuerdo”. Por ello, ha señalado, “entendemos que lo que se debe llevar a cabo es la descentralización de la gestión de residuos lo que responsabilizaría a todos los ayuntamientos sobre su propia basura, cambiando a un modelo de gestión más sostenible” y ha recalcado que nos da igual quién esté gobernando, lo que sí creemos es que esté quien esté no podemos seguir en este sentido. Podemos diferir en la receta, pero lo que es imprescindible es que nos sentemos con la Mancomunidad y que nos hagan un plan de cierre del vertedero a corto plazo”.

Finalmente, el portavoz de VOX, Miguel Ángel Hernández Ventura, ha asegurado que “consideramos que la Comunidad de Madrid tiene aquí muchísimo que decir, porque en su Plan Estratégico 2017-2024 ya habla de que la dirección que hay que seguir es lo que marcan las directivas europeas en lo que se refiere a la economía circular y al tratamiento de residuos, por lo que creemos que es la que tiene la mayor potestad para que esto vaya a buen término”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí