Ponen en valor dos yacimientos “de interés geológico” de Villaluenga de la Sagra y de Magán

0
428
Yacimiento paleontológico del Mioceno en Villaluenga de la Sagra.

En el marco de su apuesta por la difusión y conservación del patrimonio geológico de los entornos mineros en los que opera, la compañía francesa LafargeHolcim ha decidido apadrinar -a través del programa de voluntariado ‘Apadrina una roca’ del Instituto Geológico y Minero de España (IGME)- seis ‘Lugares de Interés Geológico (LIG)’ ubicados en diferentes provincias de Castilla-La Mancha, entre los que se encuentran el yacimiento paleontológico del Mioceno de Villaluenga de la Sagra y el cerro testigo mioceno del Monte de Magán, propiedad de LafargeHolcim y próximos a su fábrica de Villaluenga de la Sagra, ambas en la comarca de la Sagra.

Además de estas dos, también destacan en la región manchega el Volcán del Cerro Gordo, cantera y reclamo geoturístico de la comarca del Campo de Calatrava que acoge el Volcán-Museo; el yacimiento paleontológico del Mioceno superior en Cendejas de la Torre (Guadalajara), próximo a una cantera e instalaciones de una antigua fábrica de cemento; la sección del Plioceno en Puente Morena y las relaciones con los volcanes Cabezo Segura y La Torrecilla, cercanos a la cantera de Dolores (Ciudad Real) y el yacimiento paleontológico en un relleno kárstico del Mioceno terminal en Algora (Guadalajara).

LafargeHolcim se suma a esta iniciativa con la finalidad de favorecer la conservación y divulgación de estos espacios.

Junto a estos seis LIG, destacan otros espacios en todo el territorio nacional como, la Playa de los Muertos (Almería), las Hoces del Cabriel y el Volcán de Agrás (Valencia), la Laguna de Medina (Cádiz) o el Macizo del Garraf (Barcelona), escogidos por LafargeHolcim bien por la vinculación a su actividad o por tratarse de concesiones de explotación, propiedades o por la proximidad a sus instalaciones.

Cerro testigo mioceno del Monte de Magán.

Con esta colaboración, la compañía contribuye a la vigilancia de los Lugares de Interés Geológico de relevancia nacional e internacional del país que, por su valor científico, didáctico, divulgativo o turístico, es necesario proteger y conservar. Además, se compromete a realizar un reporte anual en el que se refleje cualquier anomalía o amenaza en la conservación de los espacios apadrinados, y a incorporar en los proyectos de explotación y rehabilitación elementos didácticos que apoyen la divulgación del interés geológico de su entorno.

Pilar Gegúndez, directora de Medio Ambiente y Sostenibilidad de los Recursos de LafargeHolcim España, ha señalado que “los principales recursos naturales de los que dependemos para el desarrollo de nuestra actividad son materias primas minerales procedentes de canteras y, en nuestro caso, muchas de ellas están relacionadas con LIG, por lo que ofrecen interesantes oportunidades para poner en valor el patrimonio geológico y contribuir a su conocimiento y conservación. Y añade que “bajo este criterio, la propia Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), a través de una moción, ha pedido a los Estados Miembros que conserven los entornos mineros con un valor relevante por su patrimonio natural, ya sea geológico o biológico“.

Por su parte, Juana Vegas y Ana Cabrera, coordinadoras del programa del Instituto Geológico y Minero de España, han afirmado que “gracias a la implicación por parte de particulares, colectivos y empresas, como LafargeHolcim, “Apadrina una roca” cuenta ya con el apoyo de 1.765 personas que han realizado 2.451 apadrinamientos y ahora, esta compañía con su compromiso es pionera con la conservación y divulgación de los Lugares de Interés Geológico en España. Estas cifras de voluntarios continúan creciendo día a día gracias a la concienciación de que todos podemos involucrarnos activamente y colaborar con la protección de estos espacios”.

Doce joyas del patrimonio geológico a conocer en diferentes regiones del territorio

En Andalucía, la compañía apadrina tres LIG entre los que se encuentran los sedimentos pliocenos de la playa de los Muertos (Almería), próxima a su fábrica de Carboneras; la Laguna de Medina (Cádiz), humedal que ha sido posible ampliar gracias a la morfología resultante de la actividad minera en la cantera Alba-Jerez de la que se abastece la fábrica de Jerez de la Frontera y la Falla de la Higuera (Purche-Granada), ubicada en la cantera San Nicolás, un espacio recién restaurado por la compañía.

La Comunidad Valenciana cuenta por su parte con dos lugares de interés, el Volcán de Agrás (Cofrentes), propiedad de LafargeHolcim, y las Hoces del Cabriel, donde está finalizando la restauración de dos canteras: Santa Bárbara, en la que se ha creado un humedal y El Buitre, en la que se ha instalado un punto de alimentación complementaria para grandes águilas.

Por último, en Cataluña, la compañía apadrina el Macizo del Garraf (Barcelona), un conjunto de montañas bajas, con alturas máximas alrededor de los 600 metros, donde se ubica su cantera Las Cuevas.