Medidores de CO2 para todos los centros y edificios municipales de Las Rozas

José de la Uz, alcalde de Las Rozas: "No vamos a dejar de invertir en la seguridad de nuestros alumnos y los vecinos que usan las instalaciones municipales".

0
145
Medidor de CO2.

El Ayuntamiento de Las Rozas está entregando más de 300 medidores de CO2 a todos los colegios, asociaciones de dependientes y edificios públicos del municipio, con el fin de alertar de la necesidad de ventilar cuando la calidad del aire en los espacios cerrados sea demasiado baja.

José de la Uz, alcalde de Las Rozas, ha destacado la medida y ha asegurado que el Consistorio sigue trabajando por la seguridad de los roceños. “No vamos a dejar de invertir en la seguridad de nuestros alumnos y los vecinos que usan las instalaciones municipales”, comentaba el regidor.

Fuentes del Ayuntamiento confirmaban que “todos los colegios de Las Rozas han recibido ya estos dispositivos”. Centros públicos, concertados y privados, así como las Escuelas Infantiles “disponen de los medidores desde principios del mes de noviembre”.

Al igual que ocurre con las tres asociaciones para dependientes de Las Rozas: Nuevo Horizonte, CEDEL y Asociación Trébol; y el Centro de Educación Especial Monte Abantos.

“Todos los recursos que dediquemos a mejorar la calidad del aire, y por lo tanto, a reforzar la seguridad de nuestros alumnos y vecinos de Las Rozas, son pocos”, afirmaba De la Uz en relación a dotación de dispensadores en los centros de Las Rozas.

Edificios municipales 

Una vez realizado el reparto entre los centros educativos, el Consistorio pretende ampliar la distribución de estos medidores por todos los edificios municipales de Las Rozas. “Después de priorizar el uso de estos dispositivos entre la comunidad educativa, queremos también extenderlo a todos los edificios municipales”, apuntaba De la Uz.

De esta manera, la Concejalía de Sanidad de Las Rozas, comenzará con la distribución de los dispositivos en las tres bibliotecas municipales; en los polideportivos y gimnasios; y en los edificios de atención al público. Desde la casa consistorial hasta las concejalías; pasando por la Comisaría; el SAMER y protección Civil; los dos auditorios; el Centro de la Juventud; y la Escuela Municipal de Música y Danza.

Medidores que alertan de la necesidad de ventilar

Se trata de unos aparatos capaces de detectar los niveles de dióxido de carbono (CO2) generado por la respiración de los humanos. De esta manera, la implantación de estas herramientas servirá para avisar de concentraciones elevadas de CO2 en espacios cerrados y proceder a su ventilación inmediata.

Una ventilación que, en tiempo de pandemia, se ha demostrado indispensable para disminuir el riesgo de contagios por Covid-19. Para hacernos una idea, el nivel de CO2 en el aire exterior es de 400 ppm (partes por millón), y un valor entre 500 ppm y 700 ppm sería considerado como aceptable en espacios cerrados. Sin embargo, a partir de niveles que superen las 800 ppm, la ventilación se antoja indispensable.