Conoce el protocolo del cementerio de Villaviciosa para el día de Todos los Santos

Se controlará el flujo de entradas y salidas de los grupos con estancia máxima en el recinto de 40 minutos. Además queda suspendida la Misa y se multiplicarán las tareas de desinfección de las instalaciones durante toda la jornada.

0
123

El Ayuntamiento de Villaviciosa de Odón ha puesto en marcha un protocolo de seguridad en la cementerio municipal con motivo de la próxima celebración del día de Todos los Santos que, todos los años, conlleva una afluencia masiva de visitantes.

Desinfección de las instalaciones

De este modo se llevará a cabo una limpieza y desinfección total de las instalaciones, con especial atención a las áreas de acceso y zonas públicas como baños o puntos de descanso.

La desinfección será constante durante toda la jornada y se pondrán en marcha sistemas de vigilancia para impedir aglomeraciones y formación de grupos. Además se han instalado mamparas en los puestos de información y atención al público, así como dispensadores de gel hidoracohólico en la entrada al recinto.

Control sanitario de los trabajadores

Los trabajadores, por su parte, estarán obligados a vestirse con equipos de protección individual y no podrán entrar a su puesto de trabajo si en su control rutinario de temperatura superan los 37,5 grados. Además durante los días previos, recibirán una formación específica sobre la nueva normativa y protocolos definidos para el día de Todos los Santos.

Recomendaciones para el público

Los asistentes también tendrán que cumplir con una serie de obligaciones. Por supuesto, mantener la distancia social de 2 metros y utilizar en todo momento guantes y mascarillas.

Al llegar, deberán pasar por el control de temperatura ubicado en la puerta principal del camino del Bispo y tendrán que seguir los horarios previstos por la organización que limitan la estancia de personas dentro del cementerio por más de 40 minutos.

De esta forma, desde las 9 hasta las 18 horas, pasarán los grupos en intervalos de 45 minutos, entrando por la puerta principal y saliendo, una vez finalizado el tiempo, por la puerta de abajo de la calle Juan de Borbón. El fin último de esta medida es limitar el aforo dentro del recinto a 100 personas.

Del mismo modo, para evitar aglomeraciones, se establecerá un itinerario y sentido único de circulación dentro de las instalaciones. Además, este año, queda suspendida la celebración de la Misa en el interior del recinto como era habitual.