Calder y Picasso exploran el vacío en Málaga

601
Exposición Calder-Picasso en el Museo Picasso Málaga.
Fotografía de una de las zonas de la exposición. © Museo Picasso Málaga © 2019 Calder Foundation, New York/VEGAP, Madrid © Sucesión Pablo Picasso, VEGAP, Madrid, 2019

La Guía / Virginia Miranda.

El Museo Picasso Málaga presenta Calder-Picasso, la primera muestra en España dedicada a explorar los vínculos creativos entre dos de los maestros más innovadores del siglo XX: el norteamericano Alexander Calder (1898—1976) y el malagueño Pablo Picasso (1881—1973).

Uno y otro desarrollaron formas totalmente nuevas de percibir los grandes temas y su diálogo ofrece infinidad de posibilidades. Una conexión clave entre ellos puede encontrarse específicamente en la exploración del vacío o ausencia de espacio, que los dos abordaron en sus obras partiendo de la figura y llegando hasta la abstracción tal y como reflejan las más de 100 obras de arte presentes en la muestra.

Aunque sus encuentros personales fueron escasos y no compartieron ideas artísticas, ambos querían presentar o representar el no-espacio, ya fuera definiendo una sustracción de volumen, como en la escultura de Calder, o expresando contorsiones del tiempo, como en los retratos de Picasso. Calder exteriorizó el vacío a través de la curiosidad y la amplitud intelectual, involucrando fuerzas invisibles en modos que desafían las limitaciones dimensionales, o lo que él llamó grandeur-immense. Picasso personalizó la exploración centrándose en el yo interior emocional, adentrándose en cada personaje y anulando el espacio interpersonal entre autor y sujeto.

Hasta el 2 de febrero de 2020 en el Museo Picasso Málaga (Palacio de Buenavista. C/ San Agustín, 8. Málaga)

Del absurdo y otros caminos literarios

Enrique Vila-Matas anuncia a A. G. Porta que ha sido invitado a participar como actor en un teatro alternativo de Broadway. Sin embargo, el alma del proyecto, una mujer llamada Allison, ha desaparecido, y ni Vila-Matas ni su amigo neoyorquino Eduardo Lago consiguen dar con ella. Al despedirse, ambos fantasean, enfrascados en un diálogo cada vez más absurdo, sobre la posibilidad de que el desvarío relacionado con la obra acabe plasmado en dos textos, titulados Buscando a Allison y Off Off Off Broadway.

Me llamo Vila-Matas, como todo el mundo (Acantilado)

Ya en casa, Porta escribe una obra paródica sobre la conversación. Considera mandársela a Vila-Matas pero no lo hace. Así nace Me llamo Vila-Matas, como todo el mundo (Acantilado), un diálogo que, fiel al absurdo en que surgió, acercará al lector al personal mundo de Enrique Vila-Matas.

Amenábar enfrenta a Franco y a Unamuno

Tras su reciente estreno en el Festival de San Sebastián llega a los cines Mientras dure la guerra, la última película de Alejandro Amenábar que, protagonizada por Karra Elejalde junto a Eduard Fernández, Nathalie Poza, Maarten Dannenberg y Santi Prego, recrea la Guerra Civil a través de los acontecimientos que rodearon a Miguel de Unamuno.

Es el verano de 1936 y el célebre escritor decide apoyar públicamente la sublevación militar que promete traer orden a la convulsa situación del país, siendo destituido por el gobierno republicano como rector de la Universidad de Salamanca.

Mientras dure la guerra, de Alejandro Amenábar
Karra Elejalde, en una escena de la película.

Mientras, el general Franco consigue sumar sus tropas al frente sublevado e inicia una exitosa campaña con la secreta esperanza de hacerse con el mando único de la guerra.

La deriva sangrienta del conflicto y el encarcelamiento de algunos de sus compañeros hacen que Unamuno empiece a cuestionar su postura inicial y a sopesar sus principios y, cuando Franco traslada su cuartel a Salamanca y es nombrado Jefe del Estado de la zona nacional, Unamuno acudirá a su Palacio decidido a hacerle una petición.