Madridejos: volantazo estratégico en Ferrovial

0
204
Ignacio Madridejos, nuevo consejero delegado de Ferrovial.

Nuria Díaz.

Fin de ciclo en Ferrovial. Tras más de 27 años en la compañía, los diez últimos como consejero delegado, Iñigo Meirás, decidía a punto de finalizar su contrato cerrar una etapa marcada por la internacionalización de la compañía y la escalada de la acción.

El pasado 1 de octubre se estrenaba con consejero delegado de Ferrovial, Ignacio Madridejos. Una semana después, el lunes 7 tenía su primer acto agendado: el décimo aniversario de la Fundación Seres en el Teatro Real de Madrid. Entre medias, reuniones con todos los departamentos, sobre todo, señalan quienes le conocen bien, para escuchar. “A lo largo de su carrera ha demostrado ser un hombre tranquilo y bastante abierto y dialogante, así que no es de extrañar que sus primeros momentos en su nueva casa, en la sede del grupo en la madrileña calle de Príncipe de Vergara, los haya pasado conociendo a los trabajadores.

Su fichaje no ha sido improvisado. “Estaba identificado como talento externo y se le venía siguiendo desde hacía meses”, señala una fuente. El deseo de Iñigo Meirás de dejar su cargo como CEO unos meses antes de que finalizara su contrato se vio como una oportunidad.

Madridejos supone un cambio importante con respecto a su antecesor. Lo primero, es un ingeniero, mientras que Meirás es abogado. Lo segundo, es un ‘outsider’. Frente a la costumbre de Ferrovial de promocionar el talento interno –Meirás y antes Joaquín Ayuso y Santiago Bergareche, llegaron a consejeros delegados después de una larga trayectoria en la empresa- con Madridejos han hecho una excepción: viene de fuera, concretamente de Cemex, empresa en la que lo ha sido prácticamente todo: director por Egipto, España, Europa Oriental, norte de Europa y, finalmente, desde 2015, presidente de la filial de la corporación en Estados Unidos. Ingeniero civil por la Universidad Politécnica de Madrid y MBA por Stanford (California, Estados Unidos), su primera experiencia laboral fue en Agromán, la unidad de construcción de obra civil de Ferrovial, por lo que hay quien señala que viene de fuera, pero no tanto. Tras un breve paso por McKinsey a principios de los noventa, Madridejos entró en Cemex en 1996 donde, dicen quienes le han seguido, su trayectoria fue ascendente, casi meteórica.

 

La conquista americana

No solo, pero su experiencia en EEUU ha pesado y mucho a su favor. La compañía que preside Rafael del Pino ha identificado el norteamericano como su mercado prioritario. Y eso que le ha hecho más de un roto en su cuenta de resultados. pese a los buenos contratos. En julio, explicaban que el resultado bruto de explotación fue de nuevo negativo en el primer semestre por una provisión contra posibles pérdidas en sus proyectos de construcción en Estados Unidos.  El grupo tuvo así una pérdida operativa bruta de 116 millones de euros, frente a un EBITDA positivo reformulado de 208 millones en los primeros seis meses de 2018. Si bien, la pérdida neta de Ferrovial se redujo a 6 millones de euros, frente a números rojos de 72,3 millones entre enero y junio del año pasado.

En agosto, a través de un consorcio liderado por su filial de autopistas Cintra, se hizo con un contrato para construir y operar la nueva ampliación de la autopista North Tarrant Express en Texas por 910 millones de dólares. Los trabajos previos de construcción ya se están realizando y se prevé que la autopista abra al tráfico a finales de 2023. La concesión finalizará en 2061. Este es el cuarto proyecto de Managed Lanes que Cintra gestiona en la región de Dallas-Fort Worth, una de las más dinámicas y de mayor crecimiento demográfico de Estados Unidos. La compañía ya opera en la región la LBJ Express, la North Tarrant Express (NTE) y la NTE 35W, la ampliación de la NTE (segmentos 3A y 3B).

 

Servicios, una venta por concluir

El mercado de EEUU les interesa además porque está muy centrado en las infraestructuras, otro de los pilares de su giro estratégico y menos en los servicios, un área en el que Ferrovial quiere desinvertir y cuya venta le tocará pilotar a Madridejos. La compañía tiene pendiente el cierre de la división de Servicios, para centrarse en construcción. Ferrovial contrató a Goldman Sachs y KPMG hace 10 meses para explorar la operación ante el interés recibido por parte de diversas firmas, sobre todo, grandes fondos de inversión entre los que estas mismas fuentes aseguran que se encuentran, por ejemplo, Apax Partners o Apollo.

Madridejos supone un cambio importante con respecto a su antecesor. Lo primero, es ingeniero, mientras que Meirás es abogado. Lo segundo, viene de fuera

Fuentes del sector señalan que el objetivo es alcanzar un acuerdo definitivo antes de que finalice el presente ejercicio, Del Pino aseguró la pasada primavera, en el marco de la celebración de la junta general de accionistas, que el objetivo de la compañía era seleccionar al comprador a lo largo del verano, pero las complicaciones en las negociaciones con el Ayuntamiento de Birmingham por un contrato de la filial británica de servicios Amey han dilatado los plazos.

Y es que el mercado británico con el Brexit asomando en el horizonte será otro de los retos del nuevo CEO, aunque desde el grupo recuerdan que se vienen tomando medidas desde hace tiempo para protegerse de una salida abrupta del Reino Unido de la UE. La primera, el traslado de las cabeceras internacionales desde Oxford a Holanda el año pasado. Además, se han contratado coberturas por aproximadamente tres años para divisas y dividendos. Precisamente uno de los negocios que más dividendos le da a Ferrovial es el aeropuerto de Heathrow, sobre el que pesan muchas incertidumbres. Pese a que desde Ferrovial se asegura que su crecimiento es sostenido y no peligra la cuarta pista, imprescindible para el crecimiento del aeropuerto, algunas fuentes del sector no lo tienen tan claro, habida cuenta que Boris Johnson, en su etapa como alcalde de Londres, fue uno de los principales detractores del proyecto.

Tras un año de pruebas con Wondo, su plataforma multitransporte, y después de sellar el pasado julio una alianza con la israelí Moovit, la compañía acaba de lanzar una nueva app conjunta con su socio, que operará bajo el nombre de Moovit, pero que integrará todos los servicios privados de movilidad urbana de Wondo.

Pero además, Ferrovial ya cuenta con compañías como Zity (coche compartido) y Satelise, la aplicación que permite a los usuarios pagar el peaje desde el móvil en autopistas.

No estará solo. El cambio de CEO no ha sido el único en la cúpula de Ferrovial, donde desde mediados del año pasado se han sucedido.

En mayo, el entonces consejero delegado de la división de Servicios Santiago Olivares dejó la compañía tras once años en el cargo para emprender nuevos proyectos profesionales. De hecho, unos meses después fichó por la firma inmobiliaria Azora. En Ferrovial fue sustituido por Fidel López Soria.

En octubre, el Consejo nombraba a Alejandro de la Joya e Ignacio Gastón consejeros delegados de Cintra y de Ferrovial Agroman, respectivamente. Ambos nombramientos eran consecuencia del retiro de Enrique Díaz-Rato como primer ejecutivo de Cintra, previsto en los planes de sucesión de la compañía.

Además, Joaquín Ayuso García ha presentado su dimisión como consejero. La renuncia obedece, según ha explicado Ferrovial, “a su deseo de contribuir al proceso de renovación del Consejo tras haber pertenecido al mismo 17 años”. Ayuso fue consejero delegado desde 2002 hasta 2009 y pasó a ocupar desde entonces la vicepresidencia segunda del Consejo de Administración. Actualmente era miembro de la Comisión Ejecutiva y había formado parte en el pasado de la Comisión de Auditoría y Control. Para cubrir esta vacante, el Consejo de Administración de Ferrovial ha nombrado por cooptación Consejero, con la categoría de Independiente, a Juan Hoyos Martínez de Irujo, Licenciado en Ciencias Económicas por la Universidad Complutense de Madrid y que posee un Master en Administración de Empresas (MBA), Finanzas y Contabilidad por Columbia Business School.

Hoyos ha desarrollado la mayor parte de su carrera profesional en la consultora McKinsey, de la que ha sido presidente y socio director en España y Portugal.

 

Meirás, una década marcada por la internacionalización

Iñigo Meirás cierra una etapa y todo parece indicar que se va de Ferrovial sin quedar ligado a su consejo, algo que los anteriores CEO s hicieron. Licenciado en Derecho y MBA por el Instituto de Empresa -un abogado entre ingenieros- Meirás es un hombre de la casa, que se incorporó a Ferrovial en 1992 y durante más de un cuarto de siglo fue ascendiendo dentro del grupo hasta llegar a ser el consejero delegado. Fue director general de Autopista del Sol y de Autopistas de Cintra hasta noviembre de 2000. Después, lideró la expansión de Ferrovial Servicios, una filial a la que siempre se sintió muy ligado y que ahora esta en venta. En 2007 fue nombrado consejero delegado de Ferrovial Aeropuertos y, dos años después, tomó las riendas de todo el grupo.

Bajo su liderazgo se aprobó la integración de Ferrovial y Cintra y se llevaron a cabo dos súper operaciones: la toma de la gestión del aeropuerto de Heathrow, en Reino Unido, y de la autopista 407 ETR de Toronto. Actualmente, Ferrovial vale mas de 17.000 millones en Bolsa, lo que significa que logró incrementar su valor, si sumamaos a la cotización los dividendos y las ampliaciones en alrededor de un 450%