EFEMÉRIDES – 3 de Octubre – Tauromaquia

0
79

Con el toro Granado de la ganadería azteca de Piedras Negras recibió la alternativa, el 3 de noviembre de 1929, el torero Carmelo Pérez Gutiérrez. El escenario fue la plaza de toros “El Toreo” de México siendo el padrino Joaquín Rodríguez “Cagancho” y el testigo Heriberto García.

En la Real Maestranza de Caballería de Sevilla se lidiaron novillos del marqués de Villamarta, don Álvaro Dávila y Agreda, el 3 de noviembre de 1940. Resultó triunfador de la tarde Antonio Bienvenida que le cortó una oreja al primero y las dos al cuarto; fueron sus compañeros Bonifacio García “El Yoni” y Miguel del Pino. En el tercio de quites del quinto toro, estuvo sensacional “El Yoni” toreando a la verónica y, en su turno, replicó Antonio Bienvenida por chicuelinas con las manos bajísimas; tres chicuelinas inmensas que alguien definió como ¡el quite del milagro! Y algún revistero le denominó “el quite de la escoba” y aseveró que “toreando así, barría todo lo que hubieran hecho los demás”.

Antonio Bienvenida bordando el toreo de capote

El 3 de noviembre de 1957 recibió la alternativa en la Plaza México el espada mexicano Ricardo Balderas. Se lidiaron toros de Torrecillas y el primero en pisar la arena, Espejito, le fue cedido por Luis Briones que actuó de padrino con Luis Procuna de testigo.

En Cartagena (Murcia) se celebró un Festival el 3 de noviembre de 1968 a Beneficio del Hogar de la Infancia. Se lidiaron cinco novillos de Fermín Bohórquez para lidia a pie y uno de los Hermanos Peralta que rejoneó el caballero Rafael Peralta al que que se premió con las dos orejas y el rabo. Fueron ovacionados Juan Posada en el primero, Curro Romero en el segundo y Julián García en el quinto y cortaron dos orejas Juan García “Mondeño” en el tercero y Ricardo de Fabra en el cuarto.

Curro Romero hace el paseíllo en el festival