EFEMÉRIDES – 4 de Septiembre – Tauromaquia

0
135

El 4 de septiembre de 1874 tuvo lugar la inauguración de la plaza de toros de Madrid situada en la carretera de Aragón. En el cartel, ocho matadores y doce toros de distintas ganaderías. Los espadas fueron Manuel Fuentes “Bocanegra”, Rafael Molina “Lagartijo”, Francisco Arjona Reyes “Currito”, Salvador Sánchez “Frascuelo”, Vicente García “Villaverde”, José Lara “Chicorro”, José Machío y Ángel Hernández “Valdemoro” y los toros pertenecieron a los hierros del duque de Veragua, de Hernández, de Puente López, de Carmen Olite, de Angulo, de Núñez de Prado, de la duquesa de Uceda, de Atanasio Martín, de Miura, de la marquesa de Periján, de López Navarro y de María Pereira.

Pza. de toros de Madrid en Goya o carretera de Aragón

El día 4 de septiembre de 1915, un novillo de Anastasio Martín dio una cornada que resultó mortal al seccionar la femoral, al banderillero Hipólito Sánchez Rodríguez que actuaba en la cuadrilla de su hermano José Sánchez “Hipólito” en el festejo celebrado en Úbeda (Jaén).

En la Monumental de Barcelona se celebró el festejo de alternativa del torero madrileño José Gómez Cabañero el 4 de septiembre de 1958. Julio Aparicio le cedió el toro Encajero nº 33 de la ganadería de Alipio Pérez-Tabernero Sanchón actuando Antonio Borrero “Chamaco” como testigo.

El torero colombiano Enrique Calvo “El Cali” recibió la alternativa en la plaza del Real Sitio de Aranjuez (Madrid) el 4 de septiembre del año 1974. Se lidiaron 3 toros de Los Guateles y otros tantos de Bernardino Jiménez. De padrino de ceremonia actuó Sebastián Palomo “Linares” y de testigo Pedro Gutiérrez Moya “Niño de la Capea”. “El Cali” fue ovacionado en el toro del doctorado y le corto una oreja al sexto. Palomo paseó las dos orejas del cuarto y “Capea” las dos del tercero saliendo ambos diestros a hombros por la puerta grande.

Palomo Linares da la alternativa a El Cali con El Capea muy atento

En Aranjuez (Madrid), el 4 de septiembre de 1977 se lidiaron toros de Baltasar Ibán. El primero de la tarde, Fusilero nº 37 fue cedido por Santiago Martín “El Viti” al torero local Pedro Fernández “Niño de Aranjuez” en la ceremonia de alternativa que testificó Sebastián Palomo “Linares”. Tarde de éxito ya que el recién doctorado le cortó las dos orejas al toro de la cesión y el rabo al sexto y Palomo el rabo a su primero saliendo ambos a hombros por la puerta grande. “El Viti” le cortó una oreja al lidiado en segundo lugar.