Gira de la reconstrucción de la Tauromaquia

0
56
?????????????????????????????????????????????????????????

Gira de reconstrucción

A eso ha quedado reducida la temporada Española en lo referente a las Ferias Taurinas. La pandemia del Covid-19 hará que, a todos los niveles y actividades comerciales, el año 2020 se pase en blanco, con muchas más cosas negativas que positivas y casi sería mejor no recordarlo porque no habrá nada bueno que recordar, tal vez sólo la solidaridad. Media España sigue confinada y la otra media no puede salir de su comunidad  en pleno siglo XXI y todo en “nombre de la libertad”, esa libertad que quien puede, parece que ha decidido que “yo mando”, “yo ordeno”, “yo decido lo que tienes que pensar, lo que te tiene que gustar, qué aficiones tienes que tener” “cuando dejar salir de casa y cuando no” o, llegado el caso, “lo que tienes que comer”. Por poner un ejemplo y no taurino, se ha celebrado el centenario del nacimiento de Miguel Delibes, premio Cervantes y, apenas se ha dicho de él que era un cazador de “escopeta y perro”, que se ha pateado Castilla la Vieja detrás de las perdices y, entre sus muchas y excelentes obras, no se ha mentado o se ha hecho en voz baja su “Diario de un cazador”: toros y caza hoy en día mal cuestionados y sin saber que existe un libro con ese título escrito por Ortega y Gasset.

Como si fuera cosa de “otro planeta”, la Tauromaquia ha sido dada de lado incluso ninguneada por quienes tienen la obligación de defenderla y promocionarla  pues por algo se declaró Bien de interés cultural inmaterial. Papel mojado para algunas administraciones.

Esos festejos taurinos sueltos que han mantenido nuestra afición se vieron afianzados por la llamada “Gira de la Reconstrucción de la Tauromaquia” promovida por la Fundación del Toro de Lidia y el canal Toros de Movistar Plus que retransmitió los festejos; todo ello con el aliciente de algunos carteles que empresarios “emprendedores” se han atrevido a programar teniendo en cuenta la escasísima presencia de público que las autoridades permitían. Para todo esto, han hecho un gran esfuerzo todos los componentes del espectáculo, desde ganaderos, matadores, subalternos, mozos de espada etc. y se han montado con cuatro toros y dos toreros para hacer todo más llevadero.

Los primeros festejos de esta Gira se anunciaron en la localidad cordobesa de Cabra, que tiene un gentilicio curioso, egabrenses son los nacidos allí, algo que saben los que estudiaron el antiguo bachillerato pues Egabro o Igabrun es el nombre romano que tuvo la ciudad. El 24 de septiembre fueron cuatro toros de Santiago Domecq que demostraron la buena selección que hace el ganadero con un toro que hizo cuarto premiado con la vuelta al ruedo Emperador nº 5 al que Román cortó las dos orejas; Manuel Escribano cortó una a cada toro redondeando el triunfo de toreros y ganadero. El siguiente 25 fue ganado de Juan Pedro Domecq con triunfo también de los dos toreros del cartel, Enrique Ponce que le cortó las dos orejas a su segundo y Curro Díaz que paseó una de cada toro.

Román destacó en Cabra

De Córdoba a Jaén pues los siguientes festejos se celebraron en Úbeda y pudieron darse aunque amenazó lluvia; el primero el 1 de octubre con toros de Garcigrande, faltos de raza y clase y con poca entrega una deriva que predomina en muchas ganaderías. “El Juli” conoce esta ganadería como la palma de su mano y es capaz de hacer faena e inventarse los toros pero parece que se le ha olvidado la suerte suprema y eso hace que los resultados sean de menos clamor. Álvaro Lorenzo le cortó las dos orejas a su primero y dejó marcado su excelente concepto y su progresión. La lluvia pasó de amenaza a realidad y el festejo del día 2 se aplazó para el siguiente 3 lidiándose ganado de Daniel Ruiz, de Albacete pero primos cercanos de los salmantinos y también con falta de fuelle por lo que se pararon pronto. Paco Ureña sacó a relucir su valor pero falló a espadas y Jorge Isiegas que se esforzó y justificó su presencia pero fue una lucha sin respuesta aunque le cortó una oreja a su primero.

  Álvaro Lorenzo se afianza

La plaza de Antequera (Málaga) acogió otros dos festejos, el primero el 8 de octubre con toros de García Jiménez que dieron buen juego “El Fandi” dio un espectáculo en banderillas y se llevó una oreja del tercero y López Simón se mostró con otro aire, más fresco y suelto de ideas, le cortó una oreja a su primero y las dos al cuarto. El día 9 fueron toros de Zalduendo, que sacaron casta y bravura para disfrute del público y de Finito de Córdoba que sustituyó a Castella y redondeó una gran actuación cortando las dos orejas a su primero e indultar al tercero, Doctor nº 188; Luis Bolívar se apuntó al triunfo y paseó una oreja del cuarto.

López Simón se mostró fresco de ideas ante los toros
Finito de Córdoba indultó a un ejemplar de Zalduendo

El día 12 de octubre, día de la Hispanidad, ha sido siempre una fecha muy taurina con la mirada puesta siempre en la Feria de Zaragoza pues este día se celebra la fiesta de su Patrona, la Virgen del Pilar. Sin toros en la capital maña, sí los hubo en Toledo donde se presentó un festejo mixto con cuatro toros de Alcurrucén, de buen juego y dos novillos de El Cortijillo, otro hierro de los Lozano, que también se prestaron al lucimiento. A Saúl Jiménez Fortes se le vio muy recuperado de esa lesión en el tobillo que le obligó a cortar la temporada anterior; cortó una oreja a cada toro. El mexicano Ernesto Tapia “Calita” le echó garra ante el áspero toro que le tocó en segundo lugar y le arrancó una oreja. El novillero Tomás Rufo dejó claro el por qué la afición ha puesto en él los ojos como un nuevo valor y le cortó las dos orejas a su primero. Despertó muchísimo interés el mano a mano programado en Córdoba donde se agotaron las entradas a poco de ponerse a la venta. Nada menos que Morante de la Puebla y Juan Ortega en reñida y leal competencia. Un torero consagrado y un descubrimiento reciente aunque lleve varios años de alternativa. Los tres toros de Jandilla y uno de Vegahermosa no cumplieron con lo esperado, muy bajos de raza y, por tanto, de muy poco juego. Se vieron muchísimos detalles, lances de capa y muletazos para carteles de toros pero se falló a espadas; aún así, el público salió hablando de toros y algunos pegando algún muletazo con la palma de la mano.

Fortes, recuperado de su lesión

Y aún quedan algunos festejos de esta Gira de la Reconstrucción y algunas suspensiones porque todo depende de la incidencia del Covid y ese campa a sus anchas por el territorio.

Julián Agulla