El Ayuntamiento de Toledo colabora con la Junta para garantizar el servicio de comedor a los escolares con beca

0
32

La Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha ha comenzado este lunes 23 de marzo a realizar su servicio de reparto de comida para un total de 271 escolares toledanos con beca de comedor, una iniciativa que cuenta con la colaboración del Ayuntamiento de Toledo, que ha puesto a disposición de la administración regional todos los recursos necesarios para garantizar que este servicio se realice sin problemas.

De esta manera, a través de la gestión de las concejalías de Educación, Limpieza y Mantenimiento de Centros Municipales, Servicios Sociales y Seguridad Ciudadana, se han abierto siete de los 23 colegios de la ciudad para que puedan ser utilizados por el personal de reparto de comida y por miembros de Protección Civil, de modo que se puedan reducir al mínimo los desplazamientos centraliza el reparto de otras tantas zonas escolares de la ciudad.

En ese sentido la distribución sería la siguiente:

  • En el Polígono, el colegio Alberto Sánchez da cobertura a los alumnos del Jaime de Foxá y Gómez Manrique.
  • Al Gregorio Marañón acuden también los escolares del Juan de Padilla.
  • En Santa Bárbara, el centro de referencia es el Ángel del Alcázar.
  • En el Casco Histórico, el alumnado del Divina Pastora, Medalla Milagrosa, Santiago el Mayor y San Lucas deben desplazarse a este último.
  • El colegio Santa Teresa da cobertura al Alfonso VI, Fábrica de Armas, San Juan Bautista, Infantes y Carmelitas.
  • El colegio Europa atiende las necesidades de Garcilaso de la Vega, Valparaíso, Ciudad de Nara, Maristas y Mayol.
  • En Azucaica, los tres alumnos del programa de becas del colegio La Candelaria reciben la comida en sus domicilios.

El reparto se realiza a través de las diferentes empresas de catering contratadas por la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha dos días a la semana, lunes y jueves.

El concejal de Educación del Ayuntamiento de Toledo, Teo García, ha puesto en valor la colaboración institucional ante esta crisis del Coronavirus y ha explicado que el Consistorio se encarga de la apertura y cierre de los centros y de la limpieza de los mismos, y colabora con personal para que el reparto sea lo más ágil posible, respetando las medidas de prevención para garantizar la seguridad de las personas que trabajan en este operativo y las que acuden a recibir los alimentos.