Tres Cantos y Lime apuestan por la movilidad sostenible en el municipio con la puesta en circulación de 50 patinetes eléctricos

0
342

Tres Cantos cuenta desde este viernes con un nuevo sistema interno de movilidad sostenible gracias a la empresa Lime, que ha puesto en circulación un total de 50 patinetes eléctricos con los que tanto vecinos como visitantes podrán moverse con más facilidad y respetando el medio ambiente.

Este servicio es un proyecto piloto con el que los tricantinos podrán disfrutar de estos patinetes, cuyo número podrá aumentar en función de la demanda y que se distribuirán en puntos estratégicos cercanos a las empresas y el transporte público.

Los patinetes eléctricos de Lime facilitan una movilidad sostenible y encajan en el modelo de ciudad libre de emisiones al servir como complemento eficiente al transporte municipal, evitando la congestión de tráfico y liberando espacio de aparcamiento gracias a su elevado uso.

Los patinetes, que pueden alcanzar una velocidad de 25 kilómetros / hora, se adaptarán a la velocidad de circulación en las zonas peatonales a 10 kilómetros / hora gracias a un sistema automático de baja velocidad, para cerciorarse de que se practica un uso seguro de los patinetes y para evitar molestias al resto de ciudadanos.

El alcalde de Tres Cantos, Jesús Moreno, ha destacado en la presentación del servicio que “el Equipo de Gobierno está empezando este nuevo mandato asumiendo uno de los retos más importantes que tenemos ahora mismo por delante: la movilidad. Esta semana me he reunido con la presidenta de ADIF y con los técnicos del Consorcio Regional de Transportes de la Comunidad de Madrid en aras de mejorar la comunicación de Tres Cantos y hoy damos un paso importante gracias a Lime con un sistema de movilidad sostenible como son estos patinetes eléctricos”.

En ese sentido, ha explicado el regidor, “se trata una apuesta por la que llevamos trabajando varios meses con Lime para que Tres Cantos siga siendo un municipio pionero en la movilidad interna y sostenible, cuidando nuestro entorno” y ha destacado que “es una forma fácil, ágil y rápida de moverse por el municipio, tanto entre los vecinos como a todo el resto de personas que vienen diariamente a trabajar y utilicen el transporte público”.

Por su parte, el responsable de relaciones institucionales de Lime, Manuel Ortiz, ha señalado que “creemos que Tres Cantos representa a esa ciudad moderna y sostenible, comprometida con el medio ambiente y que, además, tiene ya esa estructura conformada a través de los carriles bici que era idónea para comenzar a operar aquí”.

Ortiz ha apuntado la importancia de “dar capilaridad real a la ciudad”, destacando que el servicio se podrá utilizar en todos los puntos del municipio, “desde Soto de Viñuelas, al Sector 1, Sector 2, el Pinar… y colocando los patinetes en lugares donde sabemos que hay movimiento de gente y se les puede dar uso, pudiendo modificar esos sitios de recogida o entrega dependiendo de la demanda”, ha dicho.

Además, ha asegurado, “estamos valorando la posibilidad de firmar acuerdos con empresas y con el Ayuntamiento para hacer bonificaciones tanto a ciudadanos como a las personas que vengan a trabajar” y, sobre su recarga, ha destacado, “se hace a diario o bien a través de nuestro almacén, donde se recogen y se revisan los patinetes a diario, o a través de users, es decir, particulares que deciden tener una ingreso extra gracias a la carga de patinetes en su casa, aunque también es cierto que Lime siempre intenta colaborar con las ciudades en las que está presente y en este caso hemos propuesto cerrar un acuerdo con alguna ONG del municipio para que personas en situación de riesgo puedan recargarlos y generar unos ingresos extra”.

Para utilizar Lime, sólo hace falta descargarse la aplicación móvil, localizar un patinete en el mapa y desbloquearlo con un clic a través de un código QR. Cuando finalice el trayecto, basta con seguir las instrucciones de la aplicación para bloquear y aparcar correctamente el patinete. Moverse con el patinete eléctrico cuesta un euro por desbloqueo y 0,17 euros por cada minuto de utilización.