El Gobierno de España otorga becas por valor de 7 millones de euros a estudiantes de Ávila

59

Un total de 7 millones de euros se otorgaron por el Gobierno de España, a través del Ministerio de Educación y Formación Profesional, a 2.500 estudiantes universitarios y no universitarios de Ávila en concepto de becas.

Alrededor de 3 millones de euros destinados a estudiantes universitarios matriculados en la Universidad Católica Santa Teresa de Jesús y en los centros afiliados en Ávila de la Universidad de Salamanca (Escuela Universitaria de Educación y Turismo, Escuela Politécnica Superior de Ávila y Escuela Universitaria de Enfermería de Ávila), como beneficiarios de estas ayudas al estudio.

Además, en Ávila se han otorgado becas por un importe de 3.423,326 euros a un total de 1.413 estudiantes de niveles no universitarios, a los que se añadirán 141.513,50 euros de asistencia para 231 alumnos con necesidades específicas de apoyo educativo.

En conjunto, el Ministerio de Educación destina en Ávila cerca de siete millones de euros en becas, incluyendo a estudiantes universitarios y no universitarios.

Fernando Galeano, subdelegado del Gobierno, resaltó que el presupuesto para subvenciones del año 2023 es “el mayor de la historia y permite que 2.500 jóvenes abulenses hayan podido disfrutar de este derecho”.

“El Gobierno empezó un camino en esta legislatura que quiere seguir abordando, mejorando el presupuesto para becas y mejorando la gestión de los recursos para que los estudiantes puedan ver abonada la integridad de su beca cuando antes”, ha destacado.

Cambios en los umbrales de la renta

Durante los últimos seis años, además de incrementar el monto asignado en más de mil millones de euros, se han implementado modificaciones en la convocatoria con el propósito de que las becas beneficien a los alumnos con mayores requerimientos económicos y mejoren, de esta manera, la igualdad y la excelencia del sistema educativo.

En el actual curso, la principal novedad se encuentra en el aumento de la cantidad de la subvención de alojamiento, que se eleva de 1.600 a 2.500 euros, con el objetivo de asistir a los estudiantes que deben trasladarse de su lugar de residencia para continuar con su formación.

Además, se introdujo una ayuda adicional de 400 euros para cubrir los gastos extra que las familias de alumnos con necesidades educativas especiales deben afrontar.

El apoyo se mantendrá en la convocatoria del año escolar 2024-2025. Como cambio principal, se destaca el aumento del 5% en todos los límites de ingresos, lo que evitará que algunos estudiantes que recientemente excluidos de estas ayudas por superar levemente estos topes puedan obtenerlas nuevamente.

También se disminuirá al 25% el porcentaje de minusvalía que es necesario demostrar para pedir las subvenciones para alumnos con necesidades específicas de apoyo educativo y se ampliarán a los afectados menores de violencia sexual las medidas que anteriormente se aplicaban a los afectados de violencia de género.

Cotización de los becarios

Además, el representante del Gobierno en Ávila, Fernando Galeno, también ha mencionado la «grata noticia» que implica la inclusión en el sistema de Seguridad Social de los estudiantes en prácticas no remuneradas, medida que comenzó a aplicarse el 1 de enero pasado.

En este sentido, los estudiantes universitarios que realicen prácticas para obtener títulos oficiales de grado, máster y doctorado, así como los títulos privados (máster de educación continua, diploma de especialización o de experto) estarán afiliados a la Seguridad Social como asimilados a trabajadores por cuenta ajena.

Igualmente, deben ser incluidas las personas que realicen prácticas de formación profesional, siempre y cuando no se trate de formación profesional intensiva.