La vuelta al colegio: consejos para organizar el nuevo año escolar

287

La vuelta al colegio se acerca con el fin del verano. Después de dos meses de descanso y entretenimiento vacacional, es momento de organizar el nuevo año escolar: adquirir los libros, completar las tareas, madrugar… Además, según la OCU, el regreso a clases será más costoso, este inicio de curso superaremos los 400€ de promedio por estudiante.

Sin embargo, si adelantamos las compras escolares podemos ahorrar tiempo y dinero aprovechando los descuentos y ofertas que podamos encontrar en la ‘vuelta al cole’. También podemos reutilizar materiales de cursos anteriores, comenzar a organizar horarios, tunear la mochila… Estos son algunos consejos para comenzar el curso con buena organización y actitud positiva.

Deberes: Completar los ejercicios de refuerzo en las dos semanas anteriores al inicio del curso.

Planificación: Elaborar una tabla con una rutina diaria que describa los horarios de desayuno, clase, almuerzo, actividades extraescolares, merienda, tareas, cena…

Madrugar: Después de dos meses de horarios relajados, los primeros días resulta difícil levantarse temprano. Durante las dos semanas previas iremos adelantando las horas de acostarse y levantarse.

Una mochila única: Seleccionar la mochila adecuada evitará problemas en la espalda, Pero además, podemos convertirla en una mochila única y especial tuneándola con etiquetas, pines, realizando nuestro propios dibujos con rotuladores…

Libros y materiales: Siempre es motivador comenzar el curso con material escolar nuevo: estuches, carpetas, marcadores y lápices de colores, bolígrafos… La compra anticipada y la compra en línea nos evitan hacer colas y encontrarnos con multitudes en librerías y centros comerciales. Reutilizar los de los hermanos mayores o comprarlos de segunda mano reduce los gastos en una de las partidas más costosas.

Espacio de trabajo: Organizar su material es imprescindible para que trabajen cómodamente y de forma independiente. Es fundamental que siempre estudien en el mismo espacio de trabajo, donde coloquen sus libros y el material escolar. Apenas les llevará unos minutos cada día mantenerlo ordenado.

¿Qué me pongo?: Es conveniente que se prueben el uniforme con varios días de anticipación, por si necesitáramos adquirir tallas más grandes. Si no usan uniforme, hagamos un inventario de la ropa con suficiente tiempo para renovarla, especialmente los zapatos. Las etiquetas ayudan a identificar las prendas tanto para los padres como para los niños.

Lista de deseos: No se trata solamente de que estudien y aprueben, sino de que se ilusionen. Elaborar una lista de deseos para motivarlos a corto plazo: celebrar una fiesta de bienvenida con los amigos, practicar un deporte nuevo, disfrutar del estreno de una película, una próxima salida de fin de semana… Si los anotamos en un papel y colocamos la lista en su habitación, les servirá como recordatorio.

¡Sorpresa!: Preparemos una sorpresa para el primer día de clases. Podemos hacer un desayuno especial, crear una dedicación o tarjeta con un mensaje… ¡Los niños lo apreciarán muchísimo!.

Cariño y paciencia: En general, dediquemos tiempo exclusivamente a ellos en su regreso a la escuela. Reemplacemos la incertidumbre y los nervios con grandes dosis de humor, cariño y paciencia.