Del 20 al 22 de mayo Colmenar Viejo celebra la ‘Feria del Libro’

70

La feria se celebrará en el parque El Mirador y contará con la ‘I Edición Colmecuento’ el festival de narración oral del municipio.

La edición que se celebrará los días 20, 21 y 22 de mayo contará con la participación de las bibliotecas y librerías de Colmenar y tendrá a Japón como hilo conductor de la feria de este año.

Rocío Cámara, concejal de Cultura, fue la encargada de la presentación de este encuentro literario y explicó que “estamos muy emocionados de presentar la vuelta de la feria en la Semana del Libro, una edición que rinde homenaje a la cultura japonesa y en la que celebraremos el primer maratón de cuentos con espectáculos de narración oral, con la participación de narradores reconocidos y aclamados a nivel a nacional. También tendremos food truck, actuaciones, pintacaras, un grupo de jazz… Y además de las casetas de las librerías de Colmenar Viejo y la carpa con las actividades, contaremos con dos casetas municipales, de bibliotecas y cultura, donde autores colmenareños firmarán ejemplares y se podrán adquirir los libros editados por el Ayuntamiento”.

El 20 de mayo a las 17,00 horas se inaugurará la feria con la participación de autores colmenareños, la apertura de la carpa y las casetas de las librerías del municipio y las dos municipales: Bibliotecas y Centro Cultural Picasso.

Coincidiendo con la feria, se celebrará la ‘I Edición Colmecuento’, el festival de narración oral de Colmenar Viejo, con espectáculos de cuentacuentos viernes y sábado entre la carpa y la Biblioteca Miguel de Cervantes.

Durante el fin de semana, la feria estará amenizada por Mississipi Dixie Jazz, una banda de estilo Dixieland que recorrerá la feria recreando los sonidos de los orígenes del jazz tradicional en Nueva Orleans con los temas más representativos de esa época.

Se suma una food truck, pintacaras para el deleite de los más pequeños, además de shows de teatro y acrobacias para todos los públicos. Sin olvidar a Japón, protagonista en la feria a través de talleres en los que acercar a los vecinos la cultura japonesa, con un guiño especial al manga, que cada vez atrae a más usuarios en las bibliotecas municipales.