Comienzan las obras de mejora de la accesibilidad en calles del centro de Colmenar Viejo con un presupuesto de 1.3 millones de euros

83

Se han dado comienzo a las obras de mejora de la accesibilidad y los recorridos peatonales en las vías Río Júcar, Río Segura, Jamaica, Lima, Colombia, Pilar de Zaragoza (desde la calle Río Duero hasta la calle Molino de viento) y Río Duero (desde la calle Río Genil hasta la calle Pilar de Zaragoza) durante esta semana.

El ayuntamiento llevará a cabo la intervención con un presupuesto de 1.299.769 euros y un plazo de ejecución de ocho meses.

“La calzada de estas calles estaba muy dañada debido al envejecimiento del pavimento asfáltico y las diversas actuaciones realizadas en las redes de servicios, y las aceras eran estrechas en muchos tramos. Con la completa pavimentación, previa demolición de los firmes existentes, mediante adoquines y sin bordillos de separación, las zonas destinadas al tráfico y estacionamiento de vehículos y las destinadas al tránsito de peatones se situarán en plataforma única. Además, se mejorará la señalización viaria necesaria para garantizar la seguridad de los tráficos peatonal y rodado”, según ha explicado Agustín de la Fuente Jiménez, concejal de Calidad y Mantenimiento de la Ciudad.

Las obras, en detalle

En las vías Río Júcar, Río Segura, Jamaica, Lima y Colombia, se llevará a cabo la pavimentación utilizando adoquín prefabricado de hormigón, de tonalidad oscura en carreteras y zonas de estacionamiento, y tonalidad gris mezclada con rojo, amarillo y verde en aceras.

La infraestructura de alcantarillado tendrá un diseño unitario, construido con tubería de PVC de doble pared corrugada, y las conexiones individuales también se realizarán con tuberías de PVC mediante el uso de registros adosados a la fachada.

Se colocarán tuberías en la carretera para desalojar el agua de lluvia, junto con sus respectivos desagües, que deberán ser reubicados.

Se llevará a cabo la instalación de nuevos conductores de cobre en el alojamiento subterráneo de la red de alumbrado público, los cuales se conectarán a la red preexistente, junto con la construcción de arquetas en las intersecciones de las calles y en los puntos donde se produzcan cambios en la alineación del sistema de conducción.

Además, se colocarán luminarias equipadas con módulos de led en columnas troncocónicas de 5 metros de altura.

Se realizará una pavimentación completa de las aceras en los tramos de las calles Río Duero y Pilar de Zaragoza utilizando baldosas hidráulicas multicolores, combinadas con loseta negra y apoyadas sobre una loseta de hormigón hidráulico.

Se rebajarán los pasos de peatones y se les dotará de un pavimento especial antideslizante con loseta roja en forma de pavimento táctil indicador y loseta negra con acanaladuras paralelas en forma de pavimento táctil direccional.

Los bordillos de hormigón delimitarán las aceras, excepto en los pasos de peatones y de carruajes, donde se utilizarán bordillos rebajados.

La capa de mezcla asfáltica caliente constituirá el pavimento de las calzadas, tras aplicar una emulsión asfáltica catiónica termoadherente al hormigón base para garantizar la adherencia.