Rescatan a ocho anfibios y los devuelven a su ecosistema antes de la construcción de un promoción de viviendas en Colmenar Viejo

0
88

Las concejalías de Desarrollo Urbano, Medio Ambiente del Ayuntamiento de Colmenar Viejo y la promotora Alexia rescatan 8 anfibios de la parcela donde en los próximos días va a comenzar la construcción de 28 viviendas y los devuelven al ecosistema en la Dehesa de Navalvillar, pasando a formar parte del Proyecto Anfibios puesto en marcha el pasado año.

“Tenemos motivos para estar muy contentos con el resultado de este operativo en el que, gracias al aviso de un vecino la pasada primavera, el trabajo de nuestros técnicos de Medio Ambiente, y la predisposición y colaboración de la promotora Alexia, propietaria del suelo, hemos conseguido devolver al ecosistema 8 anfibios de la especie Rana Común antes de que se desarrollen los trabajos de construcción de las viviendas, compaginando en todo momento el desarrollo de nuestro municipio con el cuidado del Medio Ambiente”, ha explicado el Primer Teniente de Alcalde y Concejal de Desarrollo Urbano, Carlos Blázquez Rodríguez.

La pasada primavera, ante el comienzo de señalizado de la parcela por parte de Alexia para comenzar la comercialización de las viviendas, un vecino avisó a Medio Ambiente de que, al pasar por la acera más próxima a la futura promoción, esta temporada estaba escuchando ruido de anfibios.

Los técnicos de Medio Ambiente solicitaron acceso a la parcela a Alexia el pasado 12 de junio y de inmediato la promotora se mostró favorable a colaborar. Los técnicos municipales confirmaron la presencia de varios tipos, como ranas y gallipatos y, analizando con la promotora los plazos de inicio de la construcción, se hacía posible permitir que creciesen y se reprodujesen, para realizar un operativo de rescate una vez se encontrasen en letargo.

Desde las 9 de la mañana del 3 de diciembre, técnicos de Alexia, técnicos de Medio Ambiente del Ayuntamiento y los expertos Emilio Civantos, de la Asociación Herpetológica de España, y Alberto Álvarez López, de la Facultad de Veterinaria de la Universidad Complutense de Madrid, accedieron a la parcela sita en la calle Pepe Colmenar donde se van a construir 28 viviendas, y han procedido a extraer el agua que había en la cantera, que contaba con más de 4 metros de profundidad y, al llegar a los fangos, los técnicos han ido extrayendo con redes las ranas progresivamente.

Posteriormente se han trasladado a la Dehesa de Navalvillar, de titularidad municipal, donde se han incorporado a las zonas en las que se habilitaron humedales y pilones en el Proyecto Anfibio.

Proyecto anfibio

La disminución de la población de anfibios está asociada a la desaparición de zonas húmedas, la contaminación de las aguas y la amenaza del hongo Bd, causante de la enfermedad denominada quitridiomicosis.

Los anfibios son bioindicadores del estado de los ecosistemas: a mayor población y diversidad de especies, mejor calidad de una zona o finca. Los beneficios que aportan son también muy relevantes: consumen ingentes cantidades de mosquitos y otros insectos, lo que ayuda a evitar la propagación de plagas.

Para incentivar la proliferación en anfibios, en 2014 se realizó el acondicionamiento de una surgencia de agua natural en la Dehesa de Navalvillar y, en 2018, se creó una nueva charca de mayor tamaño.