EFEMÉRIDES, 26 de Septiembre – Tauromaquia

40

En la plaza de la carretera de Aragón de Madrid, tuvo lugar el 26 de septiembre de 1918, la alternativa de Domingo González Mateos “Dominguin”, fundador de la famosa dinastía, padre de los también matadores Domingo, Pepe y Luis Miguel. Se lidiaron cuatro toros de Contreras y dos de Salvador García de la Lama. En este mismo festejo tomó la alternativa también Manuel Varé y García “Varelito”. El padrino fue José Gómez Ortega “Gallito o Joselito”. El toro de la alternativa de “Dominguín” atendió por Agujito y el de “Varelito”, Flor de Jara, de García de la Lama.

Dominguín recibe de Gallito la espada y muleta

Luis López Ortega tomó la alternativa en Quintanar de la Orden (Toledo) donde se lidiaron toros de Lamamíe de Clairac el 26 de septiembre de 1942. El padrino fue su hermano Domingo Ortega y el testigo Manuel Rodríguez “Manolete”.

En la plaza de “Los Tejares” de Córdoba se anunció la alternativa del paisano Manuel Cano Ruiz “El Pireo” para el 26 de septiembre de 1964. Se lidiaron cuatro toros de Carlos Núñez y dos de Herederos de Valenzuela y el primero del festejo, Fogarín nº 156 de Núñez le fue cedido por Antonio Bienvenida en la ceremonia que testificó, el también cordobés, Gabriel de la Haba “Zurito”. “El Pireo” le cortó la oreja al toro de la cesión.

Momento de la alternativa de El Pireo

Tragedia en la plaza de toros de Pozoblanco (Córdoba) el 26 de septiembre de 1984. Se anunció ganado de Sayalero y Bandrés y el cuarto toro, Avispado nº 9 cogió de forma aparatosa a Francisco Rivera “Paquirri” haciendo el pitón muchos destrozos con rotura de las venas ilíaca, safena y femoral falleciendo en la ambulancia que le trasladaba a Córdoba. Contaba con 36 años de edad. Sus compañeros en el cartel fueron José Cubero “Yiyo” y Vicente Ruiz “El Soro”.

Francisco Rivera Paquirri

*La plaza de toros de Nîmes (Francia) fue el escenario de la alternativa de los dos novilleros con más cartel en el momento, Rafael Camino y Miguel Báez  Sapínola “Litri”, el 26 de septiembre de 1987. Para la ocasión se eligieron toros de Jandilla y se vistieron de luces los padres de los novilleros para darles la alternativa y así, Paco Camino le cedió los trastos a su hijo Rafael “Rafi Camino” y la lidia del toro Doliente nº 98 y Miguel Báez Espuni “Litri” se los cedió a su hijo “Mike Litri” y la lidia del toro Albariza nº 54.

En el hotel antes de partir para la plaza