EFEMÉRIDES, 7 de Julio – Tauromaquia

47

GIGANTE.- Toro cárdeno, de la ganadería del marqués del Saltillo, procedente de Picavea de Lesaca, divisa celeste y blanca, corrido en Madrid el 7 de julio de 1856, dos años después de que el marqués se hiciera con la vacada. Tomó 16 varas y lo mató Julián Casas (el Salamanquino).

Hierro y divisa de la ganadería del marqués del Saltillo

En la plaza de toros de Vista Alegre del barrio de Carabanchel de Madrid, se lidiaron seis toros de Francisco y Carlos Van Zeller Palha el 7 de julio de 1957. Hizo el paseíllo en solitario Ramón Solano “Solanito” que solventó la difícil papeleta con oficio. Salió a hombros por la puerta grande al cortar una oreja al primero y cuarto y las dos al sexto; fue ovacionado en el segundo, dio la vuelta al ruedo en el tercero y saludó una ovación en el quinto.

Solanito, seis toros en Vista Alegre

En Madrid, adquiere antigüedad la ganadería de Aldeanueva, propiedad de Domingo Matías Bernardos, el 7 de julio de 1985. El cartel estuvo compuesto por Curro Romero que tuvo pitos y división; Julio Robles paseó una oreja de cada uno de sus toros y, en tercer lugar, Pepe Luis Vázquez, hijo, que dio una vuelta en el tercero. Robles salió a hombros de la plaza. El ganadero comenzó su andadura en 1979 formando su vacada con ganado de María Antonia Fonseca procedente de la de Juan Pedro Domecq inscribiendola en la Unión de Criadores de Toros de Lidia con divisa verde y blanco.

Hierro y divisa de la ganadería de Aldeanueva

El 7 de julio de 2002 se celebró una corrida de toros en Eauze (Francia) con ganado de Toros de Salvador Domecq. Con el primero Astuto nº 13, recibió la alternativa el diestro francés Julién Lescarret que tuvo a su paisano Fernández Meca como padrino y al español Antonio Barrera de testigo. Los toreros salieron a oreja por coleta, Meca en su primero, Barrera en el quinto y Lescarret en el sexto.

Lescarrét triunfó en su alternativa

San Fermín, día grande en Pamplona (Navarra), 7 de julio de 2016. Después del encierro de la mañana, los toros de Fuente Ymbro salieron al ruedo para ser lidiados por Miguel Abellán y Paco Ureña que vieron silenciadas sus labores. La expectación giraba por la presencia de Roca Rey que no defraudó, cortó una oreja del tercero a cambio de una cornada y salió de la enfermería para enfrentarse al sexto, Soplón nº 66 que resultó un gran toro al que se premió con la vuelta al ruedo. El torero peruano paseó las dos orejas de este toro y rindió a los aficionados.

Roca Rey conquistó Pamplona