La Junta concede ayudas para tratamientos selvícolas por valor de 2,8 millones en la provincia de Toledo

0
32

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha resuelto la convocatoria de ayudas de 2018 para la ejecución de tratamientos selvícolas, con un importe total concedido de más de 2,8 millones de euros para 107 beneficiarios en la provincia de Toledo, con el objetivo de mejorar las masas forestales de la región.

En cuanto a los beneficiarios de estos 2,8 millones de euros, la distribución en la provincia de Toledo es la siguiente: 2,6 millones de euros para 99 particulares y empresarios del sector forestal; 232.556 euros para 7 ayuntamientos (Pulgar, Urda, Espinoso del Rey, Belvís de la Jara, Sevilleja de la Jara, Torrecilla de la Jara y Orgaz); y finalmente, una subvención, de más de 22400 euros para una asociación, concretamente la Fundación `Los Ballesteros´.

Así lo ha señalado el delegado provincial de Desarrollo Sostenible, Tomás Villarrubia, que ha subrayado la “importancia” de estas ayudas, ya que los tratamientos selvícolas “son fundamentales para mantener en buen estado nuestra masa forestal y a la prevención de los incendios forestales”.

El responsable provincial de Desarrollo Sostenible ha indicado que en general “se trata de una convocatoria de ayudas con gran acogida por parte del sector forestal, ya que hace posible la ejecución de los trabajos selvícolas necesarios para la mejora de las masas forestales de la provincia, algunos de los cuales no serían posibles dada la baja rentabilidad de muchas de las explotaciones”.

“Por tanto, esta convocatoria significa una inyección económica considerable en pequeños municipios, al tiempo de ayuda a fijar población en las zonas rurales al ir dirigidas al sector empresarial asociado al medio forestal”, ha destacado Tomás Villarrubia.

Estas ayudas tienen como finalidad principal satisfacer las demandas de la sociedad en lo relativo a bienes y servicios ambientales potenciando al mismo tiempo la cubierta forestal arbórea como medio para garantizar su funcionalidad social, protectora, productora y ecológica y que puedan permitir a sus propietarios una renta económica compatible con los principios de sostenibilidad de las masas forestales, teniendo en cuenta que estos trabajos contribuyen a la fijación de CO2.

Los costes subvencionables son los trabajos de rozas, podas, cortas y gestión de residuos, con un importe máximo subvencionable por hectárea de actuación de 2.300 euros y una ayuda máxima de 40.000 por beneficiario.

La financiación de las ayudas proviene en un 75% a cargo del programa FEADER (Programa Desarrollo Rural), siendo el resto cofinanciado por la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha en un 17,5% y la Administración General de Estado en un 7,5%.