Esteban Paños Martínez, candidato de Ciudadanos a la Alcaldía de Toledo

294

Esteban Paños Martínez, candidato de Ciudadanos a la Alcaldía de Toledo, ha sido portavoz del Grupo Municipal Ciudadanos en los dos últimos mandatos.

P.- ¿Cómo valora el mandato que concluye?

R.- Creo que no ha sido bueno porque seguimos en los mismos temas que en el anterior mandato. Seguimos sin Plan de Ordenación Municipal, sin carril bici de Santa Bárbara al Polígono, sin plan de movilidad y sin una apuesta por la bicicleta, sin plan especial para Vega Baja, o sin instalaciones deportivas en condiciones. Los mismos temas de los que hablábamos en 2015, con lo cual el balance es negativo.

P.- ¿Qué características debería tener el POM que se aprobará la próxima legislatura?

R.- Llevamos hablando del POM dos legislaturas, porque no ha habido un equipo de Gobierno serio que haya querido abordarlo; si les hubiera interesado hacerlo pues ya habrían dado paso. Ahora, deprisa y corriendo, han sacado un documento que llaman avance del POM, que no es un documento reglado, sino de ideas, en el que se les ha olvidado, por ejemplo, recoger qué infraestructuras vamos a poner en la ciudad. Toledo necesita vivienda y para ello hay que dotar de suelo a la empresa municipal de la vivienda, con el fin de que construya vivienda. Y necesitamos un parque de vivienda para jóvenes que sea atractivo. Pero no hay que hacerlo en otro barrio nuevo, tenemos muchas zonas de contacto donde se podría construir, y por eso pensamos que cohesionar la ciudad a través de la vivienda es algo muy bueno. Por ejemplo, en Palomarejos se necesita vivienda.

P.- En Toledo hay alrededor de 3.000 personas que demandan una vivienda pública y una polémica importante con las viviendas sociales. ¿Qué medidas tomaría para facilitar el acceso a una vivienda?

R.- Si la oferta es mucho mayor, el precio se abaratará. Lo que no puede ser es que digamos que va a haber viviendas para jóvenes, como en el paseo de La Rosa, y que valgan más de 300.000 euros. ¿Qué pareja, qué joven que se quiera emancipar se puede permitir pagar esas cifras con los salarios y la vida tal como está? Hay que aumentar la oferta de vivienda para que sea atractivo económicamente.

P.- ¿Cuál es su modelo de plan de movilidad urbana sostenible?

R.- El fomento del transporte alternativo es un reto que Toledo debe afrontar cuanto antes, así que una de las primeras medidas será revisar y completar el ‘Plan de Movilidad Urbana Sostenible’ (PMUS) aprobado en 2021 e implantar una verdadera zona de bajas emisiones tal y como exige la UE. El peatón, la bicicleta y el transporte público tienen mucho más protagonismo en nuestro modelo. Por eso, queremos proyectar corredores verdes y ciclistas que conecten grandes espacios verdes y barrios para crear un gran anillo que sirva de eje de movilidad y práctica deportiva. Queremos desplegar una red operativa y continuada de carriles bici, además de implantar un servicio público de alquiler de bicicletas, con campañas de sensibilización y habilitar aparcabicis en puntos estratégicos. Por otro lado, los autobuses urbanos tienen que llegar a todos los rincones de la ciudad de manera eficiente y para ello revisaremos la contrata. A medio plazo, fomentaremos el transporte público a demanda en zonas periurbanas con baja demanda. También está en nuestra hoja de ruta implantar, junto a otras administraciones competentes, planes de transporte colectivo, por ejemplo, para trabajadores del hospital universitario y bonificar a las empresas de grandes dimensiones que tengan sus propios planes de transporte. Hablando del vehículo particular, habilitaremos puntos de recarga para vehículos eléctricos en todos los barrios y en todos los aparcamientos disuasorios.

P.- A diario hay atascos en la ciudad. ¿Qué propuestas tiene para solucionarlos?

R.- Ahora se han anunciado en campaña muchas cosas, pero yo no veo un POM o al menos un documento serio en el que estén dibujadas todas las infraestructuras que se anuncian y no veo, sobre todo, un compromiso serio por ninguna de las administraciones que lo anuncian. El compromiso serio, todos lo sabemos, es un presupuesto encima de la mesa. La gente está harta de tanto anuncio. Cuando diseñaron el hospital nadie pensó por dónde se iba a entrar o salir con los coches y autobuses? Habría que haber previsto las dimensiones que tiene el hospital y que en la zona hay muchas consejerías, un polígono industrial o la televisión de Castilla-La Mancha. Es decir, planificar bien por dónde vamos a entrar y por dónde vamos a salir. Por otro lado, hay que prever qué va a pasar con Palomarejos, un barrio al que le sacas el hospital de allí, que va a quedar empobrecido. A nadie se le ocurrió esto. Es una pena. Necesitamos políticos que miren al futuro, pero no solo a 20 días antes de las elecciones sino que diseñen y planifiquen la ciudad del futuro, y eso aquí jamás se ha hecho, siempre se ha pensado en el corto plazo.

P.- En los próximos años se va a decidir cómo llega el AVE Madrid-Lisboa a Toledo. ¿Qué proponen ustedes?

R.- Volvemos a lo mismo. Necesitamos un POM que diseñe y establezca el modelo de ciudad. Ya se presentaron unas alegaciones conjuntas, y sobre todo, hay que incidir en que es necesario que tengamos ese AVE. Nosotros no renunciamos a que tengamos un transporte de mercancías. Pero no se puede ir generando estructuras de ciudad como parches, todo eso lo tendríamos que tener dibujado y consensuado en la ciudad. Tenemos que saber lo que opinan las entidades vecinales, las asociaciones, y a partir de ahí diseñar y conformar cuál es el modelo. Y eso se hace en el consejo social, máximo órgano de representación y participación de la ciudad, que ni siquiera se ha constituido.

En el casco hay unos 2.000 inmuebles vacíos y muchos presentan problemas de ruina y de insalubridad. ¿Cómo abordaría usted esta situación?

R.- Yo creo que primero hay que hacer un análisis de qué realidad tenemos en el Casco Histórico y después cuáles son los objetivos y a dónde queremos llegar. No queremos un casco que sea un parque temático, queremos un barrio vivo. Para eso hay que ofrecer servicios, vivienda, comercio, un centro de día o urgencias en el centro de salud que ahora no tiene y, a partir de ahí, los vecinos irán a vivir al casco. Hay que regular los pisos turísticos, no la regulación que se ha inventado el equipo de Gobierno, que ningún otro partido ha apoyado. Se trata, en definitiva, de ir generando una estructura cómoda para que los ciudadanos puedan venir a residir en el casco.

P.- ¿Cuál es su proyecto para la Vega Baja?

R.- Cuando uno pasea por allí con gente de fuera de Toledo y le dice que este es uno de los mayores tesoros que tenemos en la ciudad, el mayor yacimiento visigodo seguramente que exista, y la gente lo ve lleno de hierbajos, te da la risa triste y piensas qué pena que los que gobiernan no le den tanta importancia como el resto de la gente. Hay que convocar al consejo social y establecer un plan director en Vega Baja, escuchando a los técnicos para decidir qué se hace allí. Desde luego, anunciar que se va a hacer algo que no se ha consensuado, tampoco es una opción, porque si hay cambio de gobierno se producirá una parálisis.

P.- ¿Y para La Peraleda?

R.- Para nosotros es un sitio fantástico para tener un buen ferial. Habría que preguntar al equipo de Gobierno actual si quiere una feria potente para una capital regional, donde se puedan hacer grandes eventos. Nosotros sí lo queremos, un espacio ferial polivalente, con arbolado, servicios y escenarios acondicionados para conciertos, que se pueda utilizar durante todo el año. Tiene que ser, además, un nudo de cohesión y de contacto con la universidad y Vega Baja. El equipo de Gobierno quiere construir la casa cuartel allí, que es el inicio de un nuevo barrio en la ciudad, y nosotros no queremos un nuevo barrio, que necesitaría muchos servicios. No queremos encarecer más la ciudad.

P.- ¿Qué expectativas tiene para el 28 M?

R.- Más que expectativas numéricas, lo que tengo son expectativas de que Toledo cambie porque necesita un giro de 180 grados. Y eso solo se va a producir si hay grupos que hayan hecho propuestas que sean coherentes, que sean trabajadores y que sean capaces de llegar a consensos. Aspiramos a ser decisivos en el Gobierno municipal.

P.- En el caso de necesitar un pacto de gobierno. ¿Qué socios prefiere?

R.- No hay que hablar de personas. Vuelvo hablar de la ciudad, que es lo que me importa. Ese es el gran problema, cuando se pone la ciudad en segundo plano. Hay que hablar de objetivos a corto, medio y largo plazo que queremos conseguir en la ciudad y hay que poner la vista en el futuro. Y para eso hay que hablar con los grupos moderados porque huimos de los extremos. Nosotros no estaremos con los extremos.