Agricultores de Ávila analizan rendimientos de semillas de cebada y trigo en campo demostrativo de UPA

71
Ayer, un grupo de aproximadamente veinte agricultores visitó el Campo Demostrativo de cereales de UPA Ávila en Cisla.

Allí se exploran los resultados de diferentes selecciones de semillas, identificadas como R-1, R-2 o R-3, con el fin de determinar cuál ofrece mejores rendimientos.

Durante esta temporada, se ha notado una mayor incidencia de hongos en las variedades R-3 en comparación con las R-1 y R-2.

Este seguimiento forma parte de la colaboración entre las Opas y Grano Sostenible en el marco del proyecto Agricultores Contra el Cambio Climático.

Se busca obtener información confiable sobre el impacto de la elección de semillas en los rendimientos agrícolas, evidenciando que la mejora genética vegetal resulta provechosa y sostenible para los agricultores de La Moraña, especialmente en un contexto de cambio climático.

Gracias a varias campañas de trabajo en distintas condiciones climáticas, UPA Ávila ha recopilado datos concluyentes sobre la superioridad productiva de las semillas R-1 y R-2 de cebada o trigo en comparación con las R-3 de tercer año, con diferencias en rendimiento de hasta un 20 %.

Este enfoque en la investigación es vital para adaptarse a las condiciones adversas provocadas por el cambio climático, como temperaturas más altas y mayor estrés hídrico.

Los resultados obtenidos demuestran que la inversión en semillas de calidad es esencial para la viabilidad de las explotaciones cerealistas en Ávila.

La apuesta por la mejora genética, junto con nuevas tecnologías y enfoques innovadores en nutrición y protección de cultivos, son fundamentales para el futuro de la agricultura.

En quince días, UPA-Ávila hará públicos los rendimientos obtenidos en campo, reafirmando la importancia de la semilla certificada y el impacto positivo de la innovación científica en una agricultura moderna, competitiva y adaptable al cambio climático.