Ávila contará con un gran carril bici de cuatro kilómetros en el sur de la ciudad

122

En una apuesta por el transporte sostenible, el Ayuntamiento de Ávila ha anunciado que se pondrán en marcha en el sur de la ciudad un nuevo carril bici que contará con una longitud de cuatro kilómetros y que servirá para fomentar el uso de medios de transporte limpios, como la bicicleta o los patinetes.

Según el proyecto, que ha sido presentado por el alcalde de Ávila, Jesús Manuel Sánchez Cabrera, esta nueva vía unirá a través de esos cuatro kilómetros de longitud el complejo Naturávila y el Centro Medioambiental de San Nicolás en un recorrido compuesto por un total de ocho tramos.

El regidor ha querido destacar que el objetivo de esta nueva infraestructura viaria es la de que la ciudad crezca “hacia un modelo más sostenible y eficiente de movilidad en el ámbito urbano“, porque la idea no es que sea utilizado como un elemento para la práctica del deporte o del ocio en general, sino que sirva para que los abulenses se puedan mover por la parte sur de la ciudad sin necesidad de usar el coche.

Primer tramo: 350.000 euros

La puesta en marcha del primer tramo de este carril bici supondrá una inversión de 350.000 por parte del Consistorio abulense, una cantidad a la que habrá que sumar más según se vaya materializando.

En el caso de esta inversión inicial, estará cofinanciada con Fondos Feder, en el marco del Programa Operativo Plurirregional de España 2014-2020, y queda enmarcada de igual modo dentro de la Estrategia de Desarrollo Urbano, Sostenible e Integrado (Edusi) de Ávila.

Los siguientes tramos, según ha explicado el alcalde, se prevé que se financien, sin embargo, a través de los fondos de recuperación Next Generation EU.

Características del carril-bici

El nuevo carril-bici con el que contará la zona sur de la capital abulense aprovechará la senda que ya existe actualmente en la margen derecha del río Adaja a la altura de la avenida Juan Pablo II, Agustín Rodríguez Sahagún y Camino del Gansino, de modo que no suponga un gran impacto para coches y peatones.

Contará con un ancho de 1,50 metros en las zonas en las que tenga un solo sentido de circulación y 2,50 metros en las de doble sentido; y en su recorrido se instalarán además espacios para poder aparcar las bicicletas.