La provincia de Ávila presenta en Fitur su oferta turística para 2023 centrada en la gastronomía y el turismo ‘Starlight’

87

Ha arrancado en Madrid la Feria Internacional de Turismo, FITUR 2023, una cita que se alargará hasta el próximo domingo 22 de enero y a la que Ávila, como cada año, no podía faltar.

Y lo ha hecho, como es habitual, en el stand de Castilla y León, donde este miércoles 18, día de la inauguración de la feria, se ha contado con la presencia del presidente provincial, Carlos García, y el diputado de Turismo, Armando García Cuenca, para presentar la propuesta de la Diputación de Ávila en esta materia.

García ha resaltado “las fortalezas de la oferta turística de una provincia tan rica en tantos aspectos como es Ávila”, porque, como ha resaltado, “está llena de recursos, de atractivos. Son un conjunto de encantos destinados a que el visitante disfrute y sume experiencias culturales, gastronómicas, deportivas y de naturaleza con infinitas posibilidades”.

En ese sentido, ha comentado el presidente, “Ávila tiene unos recursos, unos valores y unas fortalezas turísticas que son bien conocidas por el gran público. Patrimonio, naturaleza, cultura, gastronomía, deporte, historia, arte… Todos ellos son elementos poderosos. Cada uno lo es en sí mismo, y cada año hacen de nuestra tierra una de las referencias nacionales indiscutibles en turismo rural, natural, deportivo, patrimonial y gastronómico”.

Gastronomía y turismo de estrellas

Este año, la oferta turística para la provincia de Ávila ha hecho especial hincapié en dos de sus grandes recursos: la gastronomía y el turismo ‘Starlight’ o turismo de estrellas.

En esta última pata se viene trabajando desde hace mucho tiempo y que tiene como gran referente la Sierra de Gredos -primer destino turístico con certificación ‘Starlight’-, aunque también otros como las comarcas del Alberche, Pinares, Tormes o el Valle del Corneja.

Y en cuanto al tema gastronómico, Carlos García destacó especialmente el tema del aceite de oliva del Valle del Tiétar, por el que siguen luchando para conseguir la Denominación de Origen Protegida, pero también los vinos de la DOP Cebreros o los verdejos de Madrigal de las Altas Torres.

Son solo algunos ejemplos de las bondades gastronómicas de una provincia como la abulense, en la que se pueden encontrar muchos más productos de calidad y, por supuesto, una gran oferta hostelera para disfrutar de ellos y que se completa con la interesante oferta hotelera y de turismo rural con la que cuenta en todos sus municipios.

“Ávila se abre a todos con orgullo de lo que fuimos y compromiso con lo que queremos ser. Con humildad y nobleza de carácter. Con alegría y capacidad para el disfrute compartido. Ávila es un lugar donde dejarse conquistar por el mejor sabor, el sitio ideal para dejarse atrapar con los cinco sentidos. Están todos ustedes invitados a comprobarlo”, concluyó el presidente abulense.