Aprende cómo aprovechar al máximo tu tiempo de estudio y supera cualquier prueba sin agobios

113

En algún momento de nuestras vidas, tenemos que estudiar y concentrarnos al máximo para superar una prueba crucial, como unas oposiciones, el permiso de conducir o los exámenes de la Universidad.

Pero, a veces, no es tarea fácil encontrar el momento para ponerse a repasar apuntes, hacer resúmenes, subrayar lo más destacado o asimilar una gran cantidad de información Por este motivo, aquí te ofrecemos algunos consejos para que tu tiempo de estudio sea eficiente, logres buenos resultados y te sientas confiado ante la fecha señalada en el calendario.

Prepara tu espacio personalizado: no importa si decides desplegar los libros en tu cuarto, en una cafetería o en una biblioteca; lo fundamental es que el lugar refleje tu estilo. Si te vas a enfrentar a textos que te resultará difícil memorizar o que lees por primera vez, es aconsejable tener a mano tu bolígrafo predilecto o tu cuaderno de apoyo, donde puedas realizar esquemas o resúmenes y adquirir confianza en el estudio. Utilizar colores para resaltar aspectos fundamentales puede ayudar a organizar ideas principales. También es útil acompañarte de objetos familiares y frecuentemente utilizados, para que no te sientas desorientado frente al desafío de aprender.

Jamás se desaprovecha el tiempo: no se trata de realizar maratones de estudio en los días previos al examen, sino de regular y adaptar el tiempo de estudio a tu situación personal. Ya sea que dispongas de mucho tiempo o de poco, es importante ser consciente de las horas que destinarás a estudiar y ser realista. Realizar lecturas preliminares mientras te trasladas a casa o al trabajo en transporte público puede ser una buena estrategia para familiarizarte con los apuntes y no enfrentarte directamente a ellos en el momento de estudio más intenso. Efectuar una revisión al final del día, justo antes de dormir, también puede ayudarte a consolidar conocimientos, del mismo modo que encontrar minutos de descanso y desconexión para despejar la mente.

El móvil: ese aparato del que no podemos separarnos ni de día ni de noche, puede ser un gran compañero. Una vez que tengas listo el temario o aquello que te cueste más recordar, puedes grabarlo en la grabadora de tu móvil y escucharlo a lo largo del día. Con cada escucha, notarás que te resulta más familiar o que comprendes mejor aquello que antes te parecía complicado. Puedes aprovechar momentos como hacer ejercicio, ir de compras o cocinar para escuchar el material grabado. Elige el momento que más te convenga y poco a poco verás que te familiarizas mejor con aquellos conceptos que pensabas que sería más difícil memorizar.

No importa cuál sea tu situación, siempre es fundamental hacer una buena planificación y no dejarlo todo para el último momento. El estudio debe ser parte de tu rutina diaria y no convertirse en una carga extra. Por eso, cada estudiante puede prepararse en un ambiente agradable y cómodo para potenciar sus mejores técnicas de estudio o saber que cuenta con un ambiente acogedor que lo motiva en su tarea.