Los mágicos beneficios de las terapias con animales

172

En un mundo en el que a menudo se vive muy rápido y cargado de estrés, existe una fuente interminable de amor, felicidad y curación que ha estado a nuestro alcance durante miles de años: los seres vivos.

Las terapias con animales, una práctica en crecimiento, están evidenciando que las relaciones profundas entre personas y animales pueden generar un impacto profundo en nuestra salud psicológica, emocional y física.

Las terapias con animales involucran la interacción controlada y supervisada entre personas y animales, generalmente perros, gatos, caballos o incluso delfines. Estas sesiones terapéuticas ofrecen una amplia gama de beneficios:

– Reducción del estrés: La mera existencia de un animal amigable puede generar un efecto tranquilizador. El contacto con animales suelta endorfinas, disminuyendo los niveles de cortisol, la hormona del estrés.

– Incremento de la autoestima: Para aquellos que batallan con dificultades en su estima personal o confianza, colaborar con animales puede ayudar a reconstruir la autoimagen. Los animales son incondicionales en su cariño, lo que promueve una sensación de valía personal.

– Reducción de la depresión y la ansiedad: Los seres vivos a veces se comportan como «antidepresivos naturales». La relación con ellos libera oxitocina, la sustancia del amor, que puede contribuir a mitigar los signos de la depresión y la ansiedad.

– Mejora de las habilidades sociales: Para quienes tienen dificultades con las habilidades sociales, los animales pueden funcionar como «puentes sociales». Las terapias con animales brindan una oportunidad segura para practicar la interacción social.

– Rehabilitación física: En situaciones de lesiones o discapacidades físicas, la equinoterapia (terapia con caballos) y otros planes parecidos pueden contribuir en la rehabilitación y el fortalecimiento de los músculos.

– Empatía y Conexión: Trabajar con animales puede fomentar la empatía y la responsabilidad. Las personas aprenden a atender y preocuparse por las necesidades de otros seres vivos.

Las ventajas de las terapias con animales no tienen restricciones en cuanto a edad o sexo. Desde jóvenes con trastornos del espectro autista que hallan consuelo en la compañía de perros de terapia hasta soldados veteranos que sanan heridas emocionales gracias a la equinoterapia.

En un mundo cada vez más tecnológico y alejado de la naturaleza, las terapias con mascotas nos recuerdan la relevancia de conectarnos con nuestros compañeros de cuatro patas. Al sumergirnos en este maravilloso universo de curación y cariño animal, queda manifiesto que los beneficios son extraordinarios y el amor que recibimos es inigualable.