Conduce sin límites. Los vehículos GLP te ofrecen una autonomía de hasta 1.200 km

124

Con la implementación de las Zonas de Bajas Emisiones (ZBE), muchos conductores se cuestionan diariamente qué tipo de vehículo deben seleccionar para desplazarse sin limitaciones.

En este periodo de incertidumbre, se ha observado el creciente interés que generan los automóviles con gas GLP (gas licuado de petróleo) al aumentar un 14% sus conversiones desde combustión.

También es necesario destacar el interés que está suscitando este tipo de automóviles en el sector de los vehículos nuevos, donde las ventas experimentaron un incremento del 80% en 2023, según cifras proporcionadas por la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac). 

Además de su categoría ECO y la posibilidad de circular dentro de las ZBE sin restricciones, la creciente relevancia de estos vehículos GLP también se explica por el factor coste en el momento de repostar. En particular, llenar el depósito de un coche GLP tiene un precio actual de 0,942 euros/litro en comparación con los 1,614 euros/litro de la gasolina, según datos del Boletín Petrolero de la UE. Esta disparidad en el precio de combustible se traduce en un ahorro de hasta el 42% para el bolsillo

Este ahorro se refleja en las estaciones de servicio donde se puede cargar gas licuado de petróleo (GLP), ya que el consumo de este tipo de combustible aumentó un 5% en el año 2023, según lo reportado por CORES (Corporación de Reservas Estratégicas de Productos Petrolíferos). A primera vista, este crecimiento puede no ser muy significativo, pero es importante tener en cuenta que estos vehículos tienen tecnología bi-combustible, lo que significa que además de poder funcionar con GLP, también pueden utilizar gasolina. La elección entre los dos dependerá en última instancia de cada usuario.

Los coches con más modificaciones en España son los Toyota Corolla, Prius, Prius Plus y Auris (todos ellos coches híbridos, que brindan aún mayores ahorros al usuario), seguidos por el Seat Ibiza, Porsche Cayenne, Nissan Qashqai y los Kia Sportage y Ceed.

De manera simultánea, otro factor relevante de los vehículos transformados a GLP se refiere a la independencia. Al incluirse un tanque complementario de GLP al ya existente de gasolina, el automóvil puede transitar muchos más kilómetros, sobrepasando con amplio margen los 1.000 km e, incluso, alcanzando los 1.200 km.

En términos generales, el coste promedio para transformar a GLP un vehículo gasolina o diésel oscila entre 1.500 y 2.000 euros aproximadamente, aunque existen variaciones tanto a la baja como al alza. Sería recomendable que cada conductor consulte a un taller especializado con el documento técnico del automóvil para recibir un presupuesto que se ajuste plenamente a las particularidades específicas del coche.