El informe europeo de Sistemas de Retención Infantil (SRI) desaconseja cuatro modelos de sillas infantiles

234

En el primer informe de SRI se muestran los resultados del análisis de 32 modelos de sillas de retención infantiles. En general los resultados son satisfactorios superando claramente los requisitos legales en el exigente test al que son sometidas.

De las cuatro sillas que obtuvieron la calificación de “una estrella”, dos de ellas suspenden debido a la composición textil de la silla, Lionelo Antoon RWF y Walser Kids Experts Noemi.

Las otras dos sillas con baja calificación, Urban Kanga Uptown Model TV107, Kinderkraft Comfort Up correspondientes al grupo I y grupo I, II, III respectivamente han recibido su baja calificación al no superar las pruebas de seguridad, debido especialmente a la falta de ajuste con firmeza al asiento del vehículo no protegiendo frente al impacto lateral.

El test, realizado por un consorcio de automóviles club y consumidores europeos, en el que participa el RACE, mide cuatro parámetros fundamentales en sillas que están homologadas para su venta: la seguridad, la facilidad de uso, la ergonomía y las sustancias perjudiciales. Todos estos parámetros deben ser superados en los accidentes simulados que son más graves en este test que los previstos al establecer los requisitos legales.

Antes de comprar un SRI, los padres deben informarse sobre los productos disponibles. Los ensayos de este año y los de años anteriores ofrecen dicha información. Los resultados de 2021 se pueden comparar directamente con las calificaciones actuales: todos los SRI que han obtenido calificaciones de “4 y 3 estrellas” desde 2015 continúan siendo recomendables.

En 2020 se modificó el procedimiento de análisis y de valoración del informe europeo, ajustándolo a la situación actual, por lo que se pueden comparar los resultados de este estudio con los publicados en el año 2020, pero no directamente con los demás estudios publicados desde 2015.