El Opel Astra entra en la era de la eficiencia

107

Después del Mokka, los SUV Cross­land y Grandland, el nuevo Astra es el primer compacto de Opel que inter­preta la filosofía de diseño de la mar­ca.

El Opel Vizor (la nueva imagen de la marca que se vio por primera vez en el Mokka y en el diseño exterior central), sigue al del Opel Compass donde los ejes vertical y horizontal (la línea pronunciada en el capó y el gráfico en forma de ala de las luces de circulación diurna) se cruzan con el emblema Opel Blitz en el centro. Ex­tendiéndose por el frontal, haciendo que el nuevo Astra parezca aún más ancho, el Vizor también integra a la perfección tecnologías como los fa­ros delanteros muy finos y opciona­les Intelli-Lux led y la cámara frontal del sistema Intelli-Vision. Desde una vista lateral, la nueva generación del Astra se muestra dinámica gracias a la pronunciada inclinación hacia adelante del pilar C.

En la zaga, vuelve a “aparecer” el Opel Compass con el Blitz montado en el centro, la luz de freno situada en lo alto y alineada verticalmente y las luces traseras (LED de bajo consumo, como toda la iluminación exterior). El emblema Blitz también funciona como el tirador del portón trasero, hecho de material composite de úl­tima generación. Esta tecnología no solo es ligera y rígida, sino que tam­bién permite la ejecución precisa de detalles de diseño, como las luces traseras especialmente finas.

El nuevo Astra está basado en la tercera generación de la flexible pla­taforma multienergía EMP2, con el ADN de Opel incorporado desde el inicio del desarrollo. Esto significa que el comportamiento es tan se­reno como dinámico y que el nue­vo modelo, como todos los Opel, es “Autobahnproof”. En otras palabras, la capacidad para rodar a altas velocidades fue uno de los objetivos prioritarios en su desarrollo.

La dirección y la rigidez lateral del chasis (suspensión delantera McPherson, barra de torsión tra­sera) están diseñadas para evitar el “cabeceo” en línea recta (amor­tiguación del movimiento alrededor del eje horizontal). En la frenada, el nuevo modelo ofrece una gran po­tencia de deceleración y se mantiene muy estable tanto en curvas como en línea recta. La rigidez torsional del nuevo Astra es un 14 por cien­to superior a la del modelo anterior.

Interior Pure Panel

El interior de la nueva generación del Astra se ha producido un salto en el tiempo. Con el módulo digital Pure Panel, la instrumentación analógica es historia. En cambio, la nueva in­terfaz hombre-máquina (HMI)con modernos gráficos, ofrece a los clien­tes una experiencia más pura e in­tuitiva. Los pasajeros pueden accio­nar las amplias pantallas táctiles de manera intuitiva en el nuevo Astra, como si se tratara de un smartpho­ne. Los diseñadores e ingenieros de Opel han tenido un gran cuidado pa­ra garantizar que el conductor re­cibe toda la información necesaria y más habitual, pero sin distraerlo con funciones o datos superfluos. Además, las configuraciones claves como el control de la climatización, todavía se pueden manejar a través de interruptores y botones físicos.

Típicamente Opel es el confort de los asientos cuentan con la certificación AGR y, con su ergonomía, son extremada­mente cómodos, especialmente en viajes largos. El conductor cuenta con el apoyo de sistemas de asistencia de última generación que van desde el head-up display hasta el Intelli-Dri­ve 1.0, que integra muchos sistemas de asistencia, hasta la cámara Inte­lli-Vision de 360 grados.

Mecánicas para todos los gustos

El nuevo Astra puede satisfacer a to­dos gracias a su gama de motores, dado que la nueva oferta abarca to­das las alternativas de propulsión. Los clientes podrán elegir entre un propulsor eléctrico 100%, un híbrido enchufable o un motor de combus­tión clásico y con unas potencias que van desde los 110 hasta los 225 CV.

En lo alto de la gama, el híbrido en­chufable, disponible con una poten­cia de 180 CV. La suma de un motor de gasolina de cuatro cilindros y 1,6 litros que ofrece 150 CV, mientras que el motor eléctrico aporta hasta 81,2 kW/110 CV. Y para una conducción urbana libre de emisiones, se puede seleccionar el modo eléctrico. Luego, gracias a su batería de 12,4 kWh, el nuevo Astra Hybrid tiene una auto­nomía de hasta 60 kilómetros WLTP en modo eléctrico. A este hay que su­marle el híbrido enchufable de 225 CV y un par máximo de 360 Nm. En este caso el motor de gasolina entrega 180 CV que se envía al eje delantero a través de una suave transmisión automática de ocho velocidades.

En cuanto a los motores de com­bustión, los clientes pueden elegir el tipo que deseen según sus requisitos y preferencias individuales. Los mo­tores de combustión que completan la oferta del nuevo Astra también se caracterizan por su economía y bajo consumo de combustible. El motor de gasolina 1.2 litros de tres cilindros turbo de inyección directa con ca­ja manual de seis velocidades, tiene 110 CV. Además, este motor gasoli­na también está disponible 130 CV con caja manual de seis velocida­des o con transmisión automática de ocho velocidades.

 

En cuanto al diésel 1.5 de cuatro cilindros con 130 CV, entrega un par máximo de 300 Nm desde las 1.750 rpm y está disponible con una caja de cambios manual de seis veloci­dades o con una transmisión auto­mática de ocho velocidades.