Nuevo Mercedes-AMG C 63 S E Performance

266

El nuevo Mercedes-AMG C 63 S E Performance es un auténtico cambio de rumbo en los 55 años de historia de AMG. Cuenta con elementos que ponen de manifiesto la competencia en ingeniería de alto nivel de los desarrolladores de Affalterbach.

Por primera vez en un C 63, la tracción integral totalmente variable AMG Performance 4MATIC+ transmite la fuerza motriz a la carretera, incluyendo el modo drift para un mayor placer de conducción. A esto se añade la dirección activa del eje trasero de serie, otra característica única en este segmento.

Un motor eléctrico de dos velocidades situado en el eje trasero apoya al motor turbo de 2,0 litros montado longitudinalmente en la parte delantera. Es el cuatro cilindros de serie más potente del mundo. El desarrollo de la potencia y el aumento del par motor son muy espontáneos e instantáneos. La cadena cinemática eléctrica y la batería de alto rendimiento de 400 voltios son desarrollos propios exclusivos de AMG. La batería está diseñada específicamente para una rápida producción y absorción de energía con una innovadora refrigeración directa de las celdas. La potencia combinada del sistema es de 500 kW (680 CV) y el par máximo combinado del sistema es de 1.020 Nm, que son nuevos valores máximos para la Clase C.

El diseño del nuevo C 63 S se diferencia de la Clase C de Mercedes-Benz por sus proporciones más musculosas. La estructura delantera es más larga y los guardabarros delanteros son más anchos. En general, las dimensiones exteriores difieren considerablemente de las del Mercedes-Benz Clase C. En conjunto, el resultado es una disposición que confiere al nuevo C 63 S un aspecto potente, estirado y bien entrenado. Además, por primera vez, en un modelo de serie de Mercedes-AMG, un distintivo redondo con el escudo negro de AMG reemplaza a la estrella de Mercedes con corona de laurel en el capó.

En el interior, los asientos deportivos AMG con gráficos especiales y un patrón de costuras distintivo contribuyen a la impresión de refinamiento. También hay muchas opciones individuales disponibles para el interior. Los colores exclusivos y los distintos tapizados de cuero de napa con el emblema AMG en relieve en los reposacabezas delanteros acentúan el lado deportivo o el lujoso del C 63 S.

La vista del cuadro de instrumentos puede personalizarse con diferentes estilos de visualización y vistas principales seleccionables individualmente y se ofrece la posibilidad de mostrar diversos contenidos a través de una estructura de menú vertical. Entre ellos se encuentra un menú con temperaturas específicas de los híbridos o un menú de configuración que muestra los ajustes actuales de la suspensión o de la transmisión. Además, el conductor puede disponer de un mapa de navegación o de los datos de consumo en estilo superdeportivo.

Otro equipo que aporta un valor añadido tangible y visible es el volante AMG Performance incorporado de serie con su llamativo diseño de radios dobles y botones integrados sin solución de continuidad en la superficie. Una novedad es la posibilidad de seleccionar los niveles de recuperación energética de la propulsión híbrida mediante las teclas en el volante.