La Comunidad de Madrid ofrece subvenciones para municipios del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama

291

Esta semana el Boletín Oficial regional (BOCM) ha emitido una convocatoria de subvenciones para los municipios ubicados en el ámbito socioeconómico del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama (PNSG), por parte de la Comunidad de Madrid.

Las ayudas para llevar a cabo esta iniciativa ascienden a más de 300.000 euros y se pueden presentar los proyectos de revitalización para esta área hasta el 7 de junio. Las 15 áreas beneficiarias de este plan son Alameda del Valle, Becerril de la Sierra, Cercedilla, El Boalo, Lozoya, Manzanares el Real, Miraflores de la Sierra, Navacerrada, Navarredonda y San Mamés, Pinilla del Valle, Rascafría y Soto del Real, debido a su ubicación en un área natural protegida, así como Canencia, Guadarrama y Los Molinos, ubicados fuera de la zona central de protección ambiental.

Existen cinco tipos de subvenciones: modernización de las infraestructuras que se encuentran en zonas rurales, periurbanas y urbanas, mejora de los servicios que presta la Administración local, restauración o conservación del patrimonio natural causante de un mayor impacto ecológico, minimización del impacto medioambiental y cultural en el Parque Nacional, incluyendo la percepción estética visual, armonización de las actividades y tradiciones con la preservación del medio ambiente y atención al patrimonio arquitectónico de interés histórico, cultural y artístico en particular.

Se podrán conseguir hasta 25.000 euros por proyecto, limitado a 50.000 por ayuntamiento, representando el 80% o 100% del gasto subvencionado si se alcanza la puntuación más alta. Los trabajos tendrán una duración máxima de seis meses y deben llevarse a cabo entre el 1 de enero y el 31 de diciembre del presente año.

Un espacio de conservación de la naturaleza en Madrid

En el año 2013 se declaró el Parque Nacional del Guadarrama, el cual cuenta con una abundante variedad de plantas, superando las 2.100 especies y subespecies, así como areas de bosque de pinos que son relevantes para preservar la biodiversidad, mantener el paisaje, conservar el suelo, regular el agua y para la recreación. Además, se ha detectado una gran variedad de animales, entre los que se destaca una significativa colonia de buitres negros, la cual es monitoreada constantemente.

Desde 2017, las Reservas Naturales Fluviales del Manzanares y Eresma protegen tramos de ríos con poco o ningún impacto humano; esta es solo una de las maravillas que ofrece el sitio. Además, el lugar cuenta con 240 humedales de alta montaña, como lagunas, arroyos y turberas, que son de gran interés y valor ecológico. Un ejemplo es la laguna Grande de Peñalara, que ha sido restaurada y ahora se encuentra en excelente estado de conservación.