El nuevo Centro Cultural de La Estación de Colmenar Viejo, un ‘contenedor de ideas’ con un presupuesto de 9,3 millones de euros

81

El proyecto del Centro Cultural de La Estación de Colmenar Viejo será una realidad en aproximadamente 24 meses. Así lo ha anunciado el alcalde de la ciudad, Jorge García Díaz, quien en una rueda de prensa ha dado todos los detalles de esta nueva instalación cultural que cubrirá algunas necesidades y carencias que existen actualmente en esta materia en la localidad.

Declaraciones del alcalde

El proyecto, que cuenta con un presupuesto de 9.395.408 euros, fue aprobado y adjudicado en la Junta de Gobierno del Consistorio a una UTE liderada por la colmenareña Hirimasa e integrada por U3 Architecture, González Soto obras públicas, y OSEPSA obras y servicios públicos, que ha preparado un proyecto singular y muy atractivo que dará un nuevo aire al barrio y que servicio a todos los vecinos.

El proyecto presentado

El nuevo centro cultural, según destacaron en la presentación, destaca por la gran cantidad de usos que contempla y, sobre todo, por su accesibilidad, que se ha tenido en cuenta según el desnivel del terreno y, precisamente esos diferentes usos que tendrá. El edificio contará, por tanto, con una entrada junto a un parking en superficie por la calle Orient Express en su vertiente oeste, un acceso principal por la calle Transiberiano y un último acceso por planta baja directo al hall del auditorio.

Se dividirá en tres plantas con una superficie útil de 13.265 metros cuadrados, incluyendo un jardín en cubierta que hará las veces de techo del edificio y un huerto solar de más de 700 metros cuadrados sobre la parte que corresponde a auditorio, que será, de alguna manera y sin serlo en realidad, independiente al resto del conjunto.

 

En la planta inferior habrá un parking subterráneo de 3.916 metros cuadrados desde donde se dará acceso a la primera planta, donde se encuentra el teatro-auditorio, con una capacidad para 350 localidades y una superficie de 3.837 metros cuadrados, mientras que el resto del conjunto lo componen una parte central de unos 1.000 metros cuadrados abierta para la realización de exposiciones e iluminada de forma natural con dos patios circulares decorados con vegetación autóctona; y otra serie de espacios tales como son seis salas modulares para dar clases, dos de ellas de música, aisladas acústicamente.

Declaraciones del arquitecto responsable del proyecto

Finalmente, la planta superior, contará con un espacio similar al de abajo para la realización de exposiciones y, en este caso, salas destinadas a bibliotecas, incluyendo bebeteca, Sala Infantil, Sala Juvenil y Sala de Adultos, además de que es aquí donde se cuenta con el acceso desde la zona ajardinada de la cubierta.

Un contenedor de ideas

Según explicó el arquitecto director de U3 Architecture, Ignacio Rodríguez Urgel, responsable del proyecto, el concepto de este nuevo edificio con el que contará Colmenar Viejo es que “parece enterrado”, integrándose perfectamente en el terreno teniendo en cuenta el desnivel que existe en la parcela. Y destacó el concepto “hemos querido crear un contenedor de ideas que, a modo de laboratorio, sirva para que los ciudadanos puedan desarrollar las diferentes actividades socioculturales que se den en el municipio” y añadió que “no solo queremos construir un edificio, sino además generar las condiciones que den lugar a un espacio que favorezca la creatividad, y a la vez sirva de punto de encuentro vecinal”.

Por su parte, el alcalde, Jorge García Díaz, destacó que se trata de “una inversión histórica” con la que “dar un salto en la oferta cultural”. “Agradezco a los valientes emprendedores que se han embarcado en la propuesta en estos tiempos de tanta inestabilidad, agradezco también la enorme sensibilidad de los arquitectos, porque ver el edificio es como ver la parcela y que algo sutil brote de ella, pero, además, es que han conseguido que se mejoren los metros útiles en los que podremos disfrutar de todas las expresiones de la cultura mediante las soluciones que proponen”, añadió el regidor.

Ahora se ha establecido un periodo de tres meses para que la UTE adjudicataria presente en Urbanismo el proyecto completo, y en cuanto este tenga luz verde, comenzará la obra, con ese plazo marcado de 24 meses.