Borox despide a Don Vicente Almendro Martín Corrales, párroco del municipio desde hace 45 años

0
660

El pasado 24 de septiembre, la localidad toledana de Borox despedía al que hasta ahora era su párroco, Don Vicente Almendro Martín Corrales.

El sacerdote ha prestado su servicio como párroco de la parroquia Nuestra Señora De la Asunción del municipio desde hace más de 45 años, “toda una vida”, tal y como aseguran desde el Ayuntamiento, desde donde aseguran que “está claro que la vida terrenal está llena de finales y comienzos, hoy es uno de esos finales y mañana, sin duda, será un nuevo comienzo”.

Desde el Consistorio han querido agradecer a la figura de Vicente Almendro Martín Corrales por “dedicarnos su vida” y han añadido dirigiéndose a él de forma simbólica que “siempre en Borox en cualquiera de nuestros hogares habrá un lugar para usted. Cuente con nosotros”.

En un conmovedor escrito destacan que “por nuestra parte, le acompañaremos desde Borox con nuestra oración y cariño, para que siga respondiendo a la voluntad de Dios, con tanta alegría y entrega como nos ha enseñado y transmitido. Que Dios le siga bendiciendo”.

Tras este sentido pésame, ponen la vista en el futuro asegurando que “después del final cada etapa, siempre viene el comienzo de otra” y, por ello, han dado la bienvenida a D. Juan Antonio Anaya Higuera, que se incorpora a la parroquia como nuevo párroco, en principio, por un periodo de seis años.

Natural de Toledo, realizo estudios de filosofía y fue ordenado sacerdote en el año 1993.  Durante varios años ha sido Delegado diocesano de Juventud y profesor de filosofía en el instituto teológico San Idelfonso de Toledo.

Juan Antonio Anaya Higuera ha estado siete años en la misión Moyobamba (Perú),  especialmente dedicado al Seminario y la Pastoral Juvenil y vocacional. Ha sido párroco de Santa Bárbara en la ciudad de Toledo y en los dos últimos años ha estado de Director espiritual del Seminario en la diócesis de San Sebastián.

Desde el Ayuntamiento de Borox han concluido destacando que “esperamos y deseamos que su labor nos ayude para seguir creciendo en el camino del Señor”.