El paso de la borrasca ‘Filomena’ causa daños en el 2,53% del arbolado de Illescas

136

Un día después de la nevada Filomena, la Concejalía de Medioambiente comenzó con los trabajos de revisión del arbolado y zonas verdes de la localidad. Según el balance realizado hasta el 29 de enero, esta tormenta ha afectado fundamentalmente a coníferas de hoja perenne de copa compacta y a frondosas de copa compacta. No se han encontrado incidencias en arbolado de gran talla y caducifolios que son los que podrían presentar mayor riesgo a la hora de producir daños sobre bienes y personas.

Se ha detectado una relación directa de la rotura de ramas o la caída de algún árbol con defectos no localizados como plantaciones y enraizamientos defectuosos, entorno urbano inadecuado, heridas o daños no observables a simple vista. Sin embargo, no ha habido relación de los daños detectados con la talla del ejemplar afectado por la tormenta.

Tampoco existe relación de las podas (presentes o ausentes) con respecto a las incidencias. Es decir, el arbolado no podado severamente no ha tenido mayores incidencias por este motivo.  Incluso, se ha observado que, los mejores comportamientos por especies han sido en los ejemplares en los que la poda se ha gestionado desde su plantación con criterios de bajo impacto.

En total se han atendido 380 árboles repartidos en 76 incidencias, sobre un arbolado de más de 15.000 ejemplares, según el Plan Director del Arbolado Urbano. Tras la evaluación se han registrado 330 árboles con incidencias leves, 8 podas severas sobre ejes principales que han supuesto daños sobre la estética del ejemplar. Por último, se han contabilizado 42 ejemplares talados o caídos con la consiguiente pérdida de patrimonio ambiental.

El conjunto de los ejemplares intervenidos a 29 de enero del 2021, supone el 2.53%, es decir, 1 ejemplar por cada 40 del total. Además, de esos más de 15.000 ejemplares, 1 de cada 350 ha supuesto pérdidas patrimoniales y 1 de cada 300 presentaban afecciones de carácter severo (podas severas o talas).

En cuanto a su ubicación, 320 ejemplares han sido atendidos en el núcleo urbano central y 60 en el barrio del Señorío.

Por ejemplares, estos daños se han registrado en 86 aligustres, 71 pinos, 25 prunos, 17 cipreses y en otros 16 géneros por debajo de 10 ejemplares.

Otro de los aspectos destacados que se han observado en estas revisiones es que no se ha registrado ninguna incidencia atendida sobre arbolado singular en vía pública. Según la Concejalía de Medioambiente se temía por estos árboles centenarios que se gestionan de forma específica por su valor ambiental  y cultural.

Estos trabajos se continúan con la intención de evaluar otros posibles daños que aún no se han observado. Por este motivo, se aconseja prudencia a la ciudadanía al pasear en zonas de arbolado, especialmente en los días de viento que se esperan durante las próximas semanas.