Se inaugura la rotonda sobre la M-503 en la intersección de la M-513 en Pozuelo de Alarcón

335

La nueva rotonda mejorará el tráfico de la zona por la que circulan más de 100.000 vehículos diarios.

En el próximo 2022 se iniciarán las obras que prolongarán la M-500 a través de la reforma del acceso y la salida de Aravaca con la M-503. Esta obra se licitará el próximo año y tendrá un plazo de ejecución de 8 meses con una inversión de casi 1,5 millones de euros.

Esta ampliación aliviará el tráfico de la zona y mejorará la circulación tanto en Pozuelo de Alarcón como en Somosaguas y toda la zona oeste de la capital.

Se pondrá en marcha un carril trenzado sentido Madrid y otro hacia Pozuelo de Alarcón, que dotará de una mayor longitud a los carriles de cambio de velocidad que existen actualmente en estas vías. En concreto, el primero se alarga hasta alcanzar una longitud de 849,5 metros; al igual que el carril de deceleración resultante sentido Aravaca, que se prolonga hasta 110 metros, más la creación de cuña de transición de 115 metros.

Enlace a distinto nivel entre M-503 y M-513

El 14 de diciembre, Isabel Díaz, inauguró el nuevo enlace construido sobre la M-503 en la intersección de la M-513.

Para crear esta conexión se llevó a cabo el soterramiento del tronco de la primera carretera en el enclave de intersección con la antigua M-513 adaptando el diseño a los nuevos sistemas de balizamiento y defensas para mejor la seguridad viaria.

La construcción de esta rotonda contó con una inversión superior a los 9 millones de euros y supuso la eliminación de un punto conflictivo que generaba grandes retenciones de tráfico.

Esta mejora en la red viaria, da respuesta a los futuros crecimientos urbanísticos de la zona de Pozuelo de Alarcón y beneficia a los usuarios de otros municipios como Boadilla del Monte, Villanueva de la Cañada, Valdemorillo y El Escorial.