EFEMÉRIDES, 23 de Junio – Tauromaquia

33

El 23 de junio de 1905 nació en Santander el torero Félix Rodríguez Ruiz. Comenzó en una cuadrilla de niños toreros, en 1922, junto a Vicente Clemente “Alpargaterito” y tomó la alternativa en Barcelona el 3 de abril de 1927 de manos de Victoriano Roger “Valencia” que le cedió los trastos y la lidia y muerte del toro Giraldillo de José Bueno con Manuel del Pozo “Rayito” de testigo. La peña que lleva su nombre en Santander, es de las más antiguas de España.

El santanderino Félix Rodríguez

CHAVITO.- Toro de la ganadería de los hermanos Aleas (don José y don Manuel García-Aleas Gómez), herrado con el número 57, de pelo retinto, como corresponde a su procedencia jijona y brocho de cuerna. Se lidió en Madrid el 23 de junio de 1912. Fue aplaudido en el arrastre y los ganaderos ovacionados durante el tercio de varas. La tertulia El Congresillo hizo disecar la cabeza, que regaló a los ganaderos.

Manuel y José García-Aleas

“Gallito” se presenta en Sevilla, en la plaza de la Real Maestranza el 23 de junio de 1912 con novillos de Moreno Santamaría. El paseíllo lo hicieron, mano a mano, José Gárate “Limeño” y José Gómez Ortega “Gallito”, un cartel que levantó mucha expectación y que colmó las previsiones de los aficionados.

Gallito y Limeño

Toros de los Hijos de Pablo Romero en Algeciras (Cádiz) el 23 de junio de 1968 el último fesejo que se celebró en la plaza La Perseverancia. En primer lugar actuó Miguel Mateo “Miguelín” que les cortó las orejas y el rabo a sus dos toros en el último festejo que toreó en esa plaza siendo Tabacoso su segundo ejemplar. Santiago Martín “El Viti” escuchó dos ovaciones y el tercero en el cartel, Ángel Teruel”, le cortó el rabo al sexto acompañando a “Miguelín” en la salida a hombros.

Miguelín en un pase de pecho

Dos novilleros salmantinos mano a mano en Ledesma (Salamanca) con novillos de la ganadería de López Chavez, también de la zona. Fue el 23 de junio de 2019 cuando hicieron el paseíllo Antonio Grande y Manuel Diosleguarde que hicieron las delicias del público y salieron a hombros al haber cortado cuatro orejas cada uno; al primer novillo Velonito-16 se le premió con la vuelta al ruedo.

Manuel Diosleguarde, una firme promesa