EFEMÉRIDES, 23 de Mayo – Tauromaquia

59

CHOCERO.- Toro de don Antonio Miura, castaño, ojo de perdiz, meleno y astillado del derecho, lidiado en Madrid el 23 de mayo de 1875. Tomó siete varas y mató dos caballos, dando una cornada de muerte al banderillero Mariano Canet (Yusio) y otra a un mozo de caballos. Lo mató José Sánchez del Campo “Cara-Ancha”, que tomaba la alternativa dicho día.

El 23 de mayo de 1918 se jugó en Madrid la corrida a Beneficio del Montepío de Toreros en la que se despidió de los ruedos el torero madrileño, del barrio de embajadores, Vicente Pastor que mató al toro Cabrero, del duque de Veragua. El cronista Don Modesto hizo la reseña y concluyó: “Si se va ¿por qué se arrima? y si se arrima ¿por qué se va?

Vicente Pastor en un pase por alto

En la Monumental de Barcelona se lidiaron toros de Alipio Pérez-Tabernero Sanchón el 23 de mayo de 1954. Con el primero del festejo, Perruno nº 19 recibió la alternativa el torero salmantino Victoriano Posada que dio la vuelta al ruedo al concluir el trasteo, la única que se dio en la tarde. El padrino fue César Girón y el testigo Juan Montero que sustituyó a “Antoñete”. El resto de las faenas fueron ovacionadas.

Alternativa de Victoriano Posada

El sábado 23 de mayo de 1970 se celebró el décimo festejo de la Feria de San Isidro en  Madrid con ganado de Atanasio Fernández. Con el primero de la tarde, Cantador, confirmó la alternativa el diestro Rafael Torres que fue premiado con una oreja y se llevó una ovación en el sexto. El padrino de la ceremonia fue Diego Puerta que le cortó las dos orejas al segundo, Clavijero y el testigo Manuel Benítez “El Cordobés” que fue el triunfador al cortar las dos orejas al tercero, Cartujano y otras dos al quinto Malaviso.

Rafael Torres, una oreja en su confirmación

José Luis Galloso triunfó en El Puerto de Santa María (Cádiz) el 23 de mayo de 1976. La corrida llevó el hierro de marqués de Domecq y fueron ovacionadas cinco de las faenas, las de Santiago Martín “El Viti”, Francisco Núñez “Currillo” y la de Galloso al quinto; antes le había cortado las dos orejas y el rabo al segundo de la tarde.

Gran triunfo de Galloso